Diputado 85'

Opinión

Ofensiva final de la extrema derecha contra Corte Suprema

Leave a Comment

Las resoluciones  de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema, han colocado  a 4 de los 5 magistrados que la conforman “como buey de pirañas” debido  a la trascendencia política  y democrática de estas resoluciones: Inconstitucional de la partida secreta; Inconstitucional  el bloqueo y la lista cerrada  de los candidatos a diputados ;inconstitucional  el artículo 191 del Código Penal; pendientes de inconstitucionalidad  el decreto de la  Asamblea Legislativa  que revivió   a  los partidos políticos PCN;PDC Y CDU  en el año 2004;pendiente de inconstitucionalidad  el nombramiento ilegal del magistrado Moreno Niño  en el Tribunal Supremo Electoral  sin haber  participado en las elecciones  del año 2009.


Ante esta situación, la extrema derecha política en la Corte Suprema de  Justicia   acusada  de corrupción, ha presentado  una demanda   en la  Fiscalía para que se proceda  a la destitución de los 4 magistrados para llevar el caso  a la  Asamblea Legislativa, donde se encuentran muchas “pirañas” esperando a sus víctimas.

Estos magistrados de ultraderecha  son:“Ulices del Dios Guzmán Canjura, Sala de lo Penal, Mario Francisco Valdivieso Castaneda, Presidente Sala de lo Civil; María Luz Regalado Orellana, Sala de lo Civil;
José Néstor Castaneda,  Sala de lo Constitucional; Miguel Alberto Trejo, Presidente Sala de lo Penal; Rosa María Fortín Huezo, Sala de lo Penal;
Evelyn Roxana Núñez Franco, Presidenta Sala de lo Contencioso Administrativo; Lloly Claros de Ayala, Sala de lo Contencioso Administrativo y
Miguel Ángel Cardoza Ayala, Sala de lo Contencioso Administrativo.

Su máximo exponente es el Sr. Ulices del Dios Guzmán, un juez con un perfil mediático relevante en dos de los principales medios de comunicación del país: El Diario de Hoy y Telecorporación Salvadoreña. Por si este pequeño dato no fuera suficiente para hacerse una leve idea del lado bajo en el que opera esta “pandilla” histórica de la Corte, hay que decir, con claridad, que el bando, comandado por Sr. del Dios Guzmán, ha estado siempre bajo la sospecha de operar por comisión y encargo”.

“La segunda “pandilla” es una cosa pequeña y difícil de categorizar. Este bando se mueve entre la pasividad y la indiferencia. Es decir, no se sabe muy bien si están despiertos o si están dormidos. En este bando están integrados los magistrados Marcel Orestes Posada, de la Sala de lo Contencioso Administrativo y Mirna Antonieta Perla Jiménez, de la Sala de lo Civil”.
Esta “mara” derechista de magistrados  que a partir del nombramiento  del nuevo presidente  de la Corte y los magistrados de la Sala de lo Constitucional, han perdido posibilidad   de seguir haciendo corrupción tal como lo señaló el gobierno de los Estados Unidos en : “El Informe sobre los Derechos Humanos correspondiente al 2008, del Departamento de Estado de Estados Unidos que  volvió a lanzar duras críticas contra el sistema judicial salvadoreño al que considera que sufre de ineficacia, de corrupción y de insuficiencia de recursos. Señala que los altos niveles de impunidad y corrupción judicial vienen a socavar  el imperio de la ley. El informe destaca que organismos como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) y el Instituto de los Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA) le cuestionan a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) su falta de decisión por no abordar de forma adecuada temas como la retardación de justicia, la ineficiencia y los jueces corruptos”.
Esta actitud de la extrema derecha política  infiltrados  desde hace muchos años  en las diferentes Salas  de la Corte Suprema  y  que han aprovechado la incapacidad histórica  de los fiscales generales   que han sido nombrados  y que siguen el juego político  de los poderosos,  pretenden hacer de una denuncia de hace 15 años un elemento  valioso  para descalificar  y propiciar  un “Golpe de Estado Técnico”  a la  Sala  de lo Constitucional  y obligar  a la  Asamblea  Legislativa  a que aproveche  la coyuntura política  para propiciar un antejuicio y descalificar  a los 4  magistrados de la  Sala de lo Constitucional , considerando que los “honorables  diputados” tienen un “freno pendiente” contra la actual Sala de lo Constitucional  debido  a las resoluciones  democráticas  y políticas   que han permitido  que la justicia  en este país  se vaya  recuperando .
 Estos  4 magistrados valientes que la población salvadoreña los califica  como  los nuevos “próceres de la democracia  en la aplicación de  la justicia” son: Belarmino Jaime, Presidente de la SCJ, Sidney Blanco, Rodolfo Ernesto González Bonilla y Florentín Meléndez, todos miembros de la Sala de lo Constitucional, elegidos por unanimidad el 16 de junio de 2009, por los diputados de la Asamblea Legislativa.
Si la Asamblea Legislativa los eligió  y ahora estos “sujetos” se creen los todo poderosos para quitarlos de esos cargos, es necesario que recuerden que a ellos los eligió el pueblo y los partidos políticos  es una “especie” a punto de extinguirse y mi promesa  de lealtad  a estos 4 magistrados  será: Si el “Golpe  de Estado Técnico”  se realiza para eliminar los magistrados, prometo que junto a mi familia  y amigos jamás  volveremos  a  emitir  nuestro voto  en las próximas elecciones ¡¡¡Queda escrito, así sea!!!
¿Quién dijo miedo políticos  corruptos?

0 comentarios:

Publicar un comentario