Diputado 85'

Opinión

EL General se escondió ¿Dónde está el general?

Leave a Comment
EL General se escondió ¿Dónde está el general?

Esta historia más parece una  de las novelas de Gabriel García Márquez, pero ésta es real ,10 generales  y coroneles del ejército más represivos de El Salvador  durante la guerra, que fue dirigido por un grupo de militares llamados la “Tandona” y que fueron acusados  de muchos crímenes de Guerra, con sus batallones especiales, patrocinados por los Estados Unidos, con responsabilidades  en las masacres del  Sumpul, el Mozote,  y de tantos crímenes que estos medios salvadoreños en ese  momento de la guerra  nunca los dieron a conocer, pero gracias  a la radio Venceremos, como periodistas nos dimos  cuenta de esa situación.


El sábado 11 de noviembre de 1989, en horas de la mañana, el nerviosismo del ejército salvadoreño era enorme, ya que argumentaban  que los servicios de inteligencia, habían detectado  que el FMLN realizaría una ofensiva  general, y antes del mediodía de ese sábado , un grupo de guerrilleros lanzó un ataque con varios “tepezcuintle”  en dirección  a la Guardia  Nacional destruyendo  dormitorios,  comedor y otros sectores  y matando  a varios  Guardias Nacionales. Lamentablemente  la  Guerrilla, al hacer los disparos, dos “tepezcuntle” cayeron  en una zona marginal –de tras de la  Guardia-  y destruyeron cuatro casas, matando a tres pequeños niños.

En la Conferencia  de Prensa  que dieron algunos  Coroneles de la Guardia Nacional, dijeron  en tono burlesco “que esa  era la ofensiva de los terroristas”, pero el ejército salvadoreño, está preparado  para defender al pueblo salvadoreño.

Como periodista , de  Diario El Mundo, y director de Prensa de YSKl, me informaron  que ese día en la noche  se iniciaría la ofensiva  y estuve pendiente, y   a las  8 de la noche, comenzó el ataque  a la  escuela de la Policía en Santa Tecla, luego  a la Escuela Militar  y después   por la Universidad  Nacional, Zacamil, Mejicanos , Ayutuxtepeque  y otros lugares más . E igualmente , el ataque fue simultaneo en 12  de los 14 departamentos de El Salvador, el gobierno de Cristiani, y los  militares de la  “Tandona” ordenaron  una cadena  Nacional de Radio , encabezada por Radio Cuscatlán , que  era dirigida, por el ya fallecido Eugenio Acosta Rodríguez, que junto al general Zepeda y Mauricio Sandoval, ordenaron una campaña  a través   de  la cadena   de radio, en contra  de los sacerdotes jesuitas, acusándolos  de ser líderes de los terroristas.

El  jueves 16  de noviembre, durante la ofensiva general “Febe Elizabeth Vive”  a las 5 de la mañana, recibí una llamada, del director de  diario El Mundo don  Cristóbal Iglesias  que me dijo: “ha ocurrido un atentado contra el padre Ellacuría”, pero al haber “toque de queda”  hasta las seis   de la mañana, salí  de mi casa  hasta a las seis con bandera blanca en el carro  y tomé  la carretera   al Monumento del hermano lejano  y al llegar  a ese lugar, estaba lleno de tanquetas, Jep  y militares en cercanías  de la Universidad católica, y al lograr llegar, a la avenida Albert Einstein  arriba de la torre democracia, me encontré  con el crimen mas terrible   que se había cometido  en contra  de seis  sacerdotes  jesuitas  y 2 mujeres, asesinados por el  delito, de exigir  la  paz  para los salvadoreños.

En la  entrada   encontré  cuatro cadáveres  de los Jesuitas entre ellos, el padre Ellacuría y sus cabezas destruidas por  balas de  fusil Ak 47, dentro del dormitorio de los Jesuitas, en dos cuartos diferentes, otros dos  sacerdotes asesinados de la misma manera, y al buscar  un cuarto abajo, en una sala de espera, encontré  los cuerpos   de una mujer y una  jovencita, que están abrazados, pero sus cabezas destruidas a balazos, fueron 8 personas las asesinadas, y un rótulo  cerca de los 4 cadáveres  que  era  una bandera roja, que decía, “ajusticiados por traidores FMLN”.

Esta es la triste  historia de la guerra  en  El Salvador, donde la impunidad del ejército Salvadoreño está demostrada, y donde los gobiernos de Arena  y de la derecha, han impedido  que los responsables sean juzgados  porque  en El Salvador, los militares siempre han tenido impunidad, y la Corte  Suprema de justica  de ese tiempo  y de otras de reciente nombramiento, son dominadas  por magistrados extremistas, escogidos por los diputados  de la derecha de este país, y ahora, gracias  a la corrupción que hay, cuando la Policía Nacional esperaba de manera privada  la orden de captura de Interpol, un infiltrado, de estos militares de la “Tandona”, le avisó  a los abogados  y salieron corriendo, para un cuartel  a esconderse   para que la PNC, no los capturara, y los llevara a la cárcel para esperar la decisión  de la Corte  Suprema de Justicia  al autorizar la extradición  a los tribunales de España  y ser juzgados, como intelectuales, del asesinato de los seis sacerdotes jesuitas  y las dos mujeres  ocurridas  el 16 de Noviembre de 1989, hace 22 años,  y que ahora la derecha de siempre, quiere impedir  que se cumpla  el acuerdo de  extradición   entre El Salvador y  España, para castigar estos  crímenes de  lesa humanidad.

Son 20 los militares, la mayoría de ellos se fueron corriendo  donde “mamá cuartel”, para que  no los agarre la PNC, y que cosas de la vida, estos militares que mandaron  y destruyeron durante la guerra,  ahora  se sienten perseguidos, y alegan una inocencia que no les corresponde,  y por medio de una campaña mediática  de los medios de comunicación, quieren presionar  a la  Corte Suprema de Justicia, para que no cumpla la extradición…¿Quién dijo miedo Magistrados  de la Corte Suprema de Justicia?  Los cobardes, ya  se terminaron.
  

0 comentarios:

Publicar un comentario