Diputado 85'

Opinión

Farabundo Martí ¡La lucha continúa!

Leave a Comment



1 de febrero de 1932,1 de febrero de 2012 a los 80 años  de haber sido asesinado por el ejército salvadoreño, el dirigente  Agustín Farabundo Martí, sigue viviendo en las luchas del pueblo salvadoreño, por medio del FMLN.
Agustín Farabundo Martí nació Teotepeque el 5 de mayo de 1893  y murió en San Salvador, 1 de febrero de 1932. Farabundo Martí se graduó en el Colegio Salesiano Santa Cecilia de Santa Tecla. Realizó estudios de Derecho en la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador. Fue el sexto hijo de 14, su padre se llamó Pedro Martí y su madre Socorro Rodríguez de Martí; 5 hermanos de Martí murieron en la infancia.
Fue dirigente del Partido Comunista Salvadoreño (PCS), fundado en 1930, mientras El Salvador vivía los efectos de la crisis económica internacional. El dirigente izquierdista ya era conocido por sus actividades comunistas y es así, que fue exiliado por el presidente Pio Romero Bosque antes de las elecciones de finales de 1930 para las elecciones presidenciales.
En enero de 1932, el PCS participó en las elecciones municipales y legislativas, denunciando en los días siguientes, la realización de actos constitutivos de fraude electoral por el gobierno de Martínez. En esta coyuntura, el Comité Central del PCS decidió preparar un levantamiento popular contra el gobierno martinista. Farabundo Martí fue detenido, el 19 de enero de 1932, en una casa del barrio San Miguelito de San Salvador, junto a los estudiantes universitarios Alfonso Luna y Mario Zapata. El levantamiento se inició el 22 de enero de 1932, y se extendió por la zona occidental del país.
Martí, y sus compañeros Luna y Zapata, estuvieron encarcelados en la Vieja Penitenciaria de San Salvador-frente al hoy parque Bolívar, donde está  construido el Fondo Social para la vivienda - luego de haber sido encontrados por elementos de la Policía Nacional, y Osmin Aguirre y Salinas como Director de ella. Fueron juzgados y condenados por un tribunal militar, solamente Martí aceptó su responsabilidad por ser el máximo líder del levantamiento insurreccional como representante del Socorro Rojo Internacional. Asimismo, defendió a los estudiantes Luna y Zapata, diciendo que ellos no habían sido profundamente involucrados en los hechos. En efecto, antes de Martí, se le permitió la palabra a Luna y a Zapata y ellos dijeron ante el tribunal no ser directamente responsables de los hechos, sino que habían buscado a un maestro en Farabundo Martí, al ser ellos buscados por publicar el boletín Estrella Roja.
En la tarde del 31 de Enero de 1932 los prisioneros fueron llevados a una capilla para un servicio, y luego dos sacerdotes llegaron, Padre Prieto y Padre Rutilio Montalvo. Martí entonces dijo que no tenía pecados por los cuales confesarse. En la narración de Rodolfo Buezo, "Sangre de Hermanos" (Pag. 79-80) dice que Martí le dijo a un sacerdote que "he perdido la fe en los principios omnipotentes, los cuales de acuerdo a ustedes, son todos justicia y todos amor", y preguntó al sacerdote si era justo lo que habían hecho el ejército y los burgueses a los fallecidos de "nuestros rangos". Los otros dos acusados si se confesaron y aun Luna cuando fue permitido de decir algo admitió que no había comprendido los actos que serían necesarios para hacer justicia por los pobres, ya que se le acusaba de los actos inhumanos hechos por la revuelta comunista. Los tres fueron fusilados el 1 de febrero de 1932  en el cementerio general  donde están enterrados los restos de Farabundo Martí . También perecieron otros dirigentes del levantamiento, como Feliciano Ama (líder indígena de Izalco), Francisco Sánchez (que dirigió el levantamiento de Juayúa).

La tumba de Farabundo Martí en el Cementerio General irónicamente  está a pocos metros  de la tumba del Coronel Domingo Monterrosa,  acusado del asesinato  de más de  900 habitantes del Cantón el Mozote y otros  caseríos.
En el libro escrito por  Roque Dalton  con la narración de Miguelito Mármol del Partido Comunista,  dice  que el levantamiento de los indígenas  fue  en los siguientes lugares:  “En Tacuba se asaltó  la Guardia Nacional; en Ahuachapán, las masas sitiaron el cuartel departamental, la acción más grande fue en Sonsonate; en Juayúa   se tomó el cuartel local ; en Izalco un contingente de  unos dos mil  camaradas se tomó el pueblo  durante tres días  y tres noche y sólo mediante el ametrallamiento y bombardeo aéreo fue que dicho contingente se  retiró,  dispersándose ; en Nahuizalco se tomó por completo por un período igual . En  Teotepeque estuvieron dirigidas por el padre de Farabundo Martí, quien comenzó por tomarse la alcaldía  a punta de pistola. El General Maximiliano Hernández Martínez y el ejército salvadoreño, asesinaron a más de 30 mil campesinos el 22 de enero de 1932.
El levantamiento popular de 1970, llevó  como nombre  Fuerzas Populares de Liberación  Farabundo Martí y las 5 organizaciones guerrilleras  fundaron el Frente  Farabundo Martí para la Liberación Nacional como un homenaje  a Farabundo  capturado   por la dictadura militar, 3 días antes  del levantamiento indígena  y el “Socorro Rojo” y lo asesinaron el 1 de febrero de 1932.
Farabundo Martí  Vive ¡¡¡ Carajo!!!
¿Quién dijo miedo?
 Escribe a:

0 comentarios:

Publicar un comentario