Diputado 85'

Opinión

El gobierno de Funes, el “Consenso” de Washington, el Fondo Monetario y el Banco Mundial

Leave a Comment



Esta semana el FMLN rechazó la eliminación del subsidio por parte del gobierno del presidente Funes, argumentando que el gobierno se está sometiendo al Fondo Monetario impulsado ´por el  secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, que desde la época  en la que Funes era periodista  lo invitaba a su programa de entrevistas para hablar sobre los problemas económicas del país. En la actualidad, Segovia es quien le ordena  a Funes  respetar  al Fondo Monetario y al Banco Mundial  y que someta al país, al incremento de la deuda externa, ya que Funes  ha continuado con las políticas  y el neoliberalismo que implementó ARENA a partir de 1989.

El Banco Mundial, El Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial del Comercio (OMC), son instrumentos del imperialismo, principalmente de los Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania e Italia.Veamos cuáles son los antecedentes de las políticas que estos organismos encargan ejecutar a los países.
Las políticas neoliberales del FMI, en particular, las establecidas desde los años 70 del siglo XX, pero impuestas con mayor fuerza a partir del llamado “Consenso” de  Washington, en 1994 (consecuencia directa del cambio en la correlación de fuerzas mundial ocasionado por la desaparición de la Unión Soviética y del llamado campo socialista de Europa oriental en 1991), se han orientado a intensificar la dependencia, el saqueo de los recursos naturales y la super-explotación de los trabajadores de los países subdesarrollados. Por tanto, a asegurar crecientes super-ganancias a los monopolios.
Las políticas de ajuste fiscal del FMI, son enmascaradas en la supuesta asesoría y ayuda financiera a los gobiernos de los países en crisis, que son ocasionadas recurrentemente por el pago de la deuda externa, la corrupción administrativa de las oligarquías gobernantes, y por las decisiones orientadas a satisfacer las necesidades de ganancia de los países centrales en detrimento de las economías nacionales. Con esto crece el desempleo, la pobreza, la miseria, la descomposición social, la delincuencia, la violencia y la muerte.
Estas “ayudas”, son  en realidad préstamos muy costosos, hechos a intereses elevadísimos (impagables) y condicionantes de sus políticas económicas y sociales. De esta manera, la deuda “eterna”, es cada día mayor. Llevando a los países por el camino del despeñadero económico y social en una ruta circular, buscan asegurar el pago inmediato de la deuda externa, haciéndola en realidad cada vez mayor. Así, han disminuido notablemente la soberanía nacional de la mayoría de los países del mundo. Contribuyen a crear las condiciones políticas y económicas favorables a liquidar los Estados Nación.  El objetivo es establecer un gobierno mundial imperialista con preponderancia de la cultura y del complejo financiero-militar-industrial-académico de los Estados Unidos.
Estas políticas se concretan en las siguientes medidas: Disminución del gasto social de los Estados, en detrimento de las políticas de atención a las necesidades de la población: servicios de salud, políticas habitacionales, subsidios a los más pobres y desamparados; suspensión de los subsidios al precio de los servicios públicos: acueducto, energía, teléfono, alimentación, transporte, etc, con lo cual los más pobres son más afectados de manera drástica.
Abandono del  Estado de su obligación de regular la economía para beneficio social. Libre comercio y predominio total del mercado (controlado por los monopolios)  como regulador de la sociedad. Liberación de precios: encarecimiento de todos los productos y disminución de la capacidad adquisitiva de la población. Los salarios alcanzan para comprar menos bienes y servicios. Es un robo directo a los pueblos por vía del aumento de los precios sin límite alguno. Es la especulación legalizada.
En el caso del precio de los créditos bancarios, las elevadísimas tasas de interés se vuelven impagables, al vincularlas al aumento de la inflación o al llamado índice de precios al consumidor, y al establecer intereses sobre intereses. Imposición de las llamadas aperturas económicas y Tratados de Libre Comercio (TLC), que han significado liquidar las políticas proteccionistas a la agricultura, la industria y el trabajo nacional de los países dependientes. Con la disminución o desaparición de los aranceles para la importación de productos de los países industrializados, que son  producidos con una mayor tecnología y productividad del trabajo, se destruye la agricultura y la industria de los países dependientes por su incapacidad de competir en precios y calidad. Las empresas o unidades productivas agrícolas, industriales o de servicios, no monopolizadas, han sido liquidadas, y las que sobreviven han tenido que asociarse de manera subordinada a los monopolios extranjeros, como resultado, se produce un desempleo creciente.
Las medidas y presiones del Fondo Monetario, en la década de los 90s quebraron la economía  de Argentina  con el efecto “tango”, en Brasil con el efecto “mariposa” , Venezuela lo eliminó , Grecia, Portugal, España y Francia  están pendiente del exterminio económico por estos  organismos
En la intromisión  del Fondo Monetario  y del Banco Mundial, ARENA introdujo el Neoliberalismo y por ordenes de estos organismos privatizó  todos los bienes de El Salvador y lamentablemente, el gobierno del presidente Funes, ha continuado  con ese sistema capitalista-neoliberal.
Sorpresivamente, el FMLN decidió no apoyar la petición del presidente Funes para eliminar el subsidio al transporte y ahora sabremos, si la acción del FMLN es cierta  y busca el camino correcto para impulsar los cambios. Si los diputados rechazan  el decreto  del gobierno de  Mauricio Funes, será un cuento sin terminar.
¿Quién dijo miedo diputados del FMLN… ya era tiempo?
Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado 
http://www.diputado85.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario