Diputado 85'

Opinión

¿El Autismo y el Síndrome de Asperger son trastornos neurológicos?

Leave a Comment



De acuerdo a datos estadísticos 3 de cada 1.000 niños y  28% de cada 100 personas padecen de autismo o del síndrome  de Asperger, que son 2 trastornos neurálgicos, que preocupan permanentemente  a padres de familia  o familiares de personas que muchas veces son considerados  extraños en su comportamiento.

Al hablar del síndrome de  Asperger  que  es un trastorno  muy poco conocido entre los salvadoreños, por esa razón es de conocerlo y preguntarse  si en realidad alguno de nosotros padece  de este síndrome.

El término fue utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981 en una revista de psiquiatría y psicología, denominándolo así en reconocimiento del trabajo previo de Hans Asperger (1906-1980), un psiquiatra y pediatra austríaco que había descrito el síndrome ya en 1943 (en su trabajo para la habilitación como profesor y que publicó un año más tarde) es decir, casi concomitantemente con la descripción del autismo infantil realizada por Leo Kanner. Asperger utilizó la expresión «psicopatía autista», la que se prestaba a confusiones por la asociación del término «psicopatía» con individuos de personalidad antisocial. Sin embargo, los trabajos de Hans Asperger respecto del trastorno no fueron muy conocidos y finalmente se extraviaron durante el incendio de su clínica, de modo que sus investigaciones permanecieron ignoradas por la comunidad psiquiátrica, hasta que Lorna Wing los retomara.

El síndrome de Asperger es un diagnóstico relativamente nuevo en el campo del autismo. Según algunos autores, el propio Asperger, cuando era niño, podría haber presentado algunas de las características de la condición que lleva su nombre, tales como la lejanía y el talento en el lenguaje.

En la historia universal muchas personalidades han sido calificadas como autistas o aspergianas, entre ellos :Albert Einstein, Sócrates,  Charles Darwin, Bill Gates, Thomas Edison, Henry Ford, Michael Jackson y el músico Wolfgang Amadeus Mozart.

¿Cómo se puede identificar  a una persona, a un familiar o a usted misma, si padece  del trastorno del síndrome de Asperger o autista?

Los adultos con síndrome de asperger  pueden parecer normales pero tienen dificultades con la interacción social. El diagnóstico de síndrome de Asperger en adultos es muy difícil detectar ya que reconocer los síntomas del síndrome de Asperger en adultos requiere un profundo conocimiento, habilidades y experiencia y es esencial para un tratamiento rápido y adecuado.

Muchas veces, el síndrome de Asperger se detecta en la edad adulta, a pesar de algunos síntomas que se observan en la infancia.  Algunos síntomas del síndrome de Asperger en adultos son:

Peculiar comportamiento lento para comenzar a hablar, o cuando lo hacen su timbre es bajo y lento,  les molesta cuando no son audibles y se les piden que repitan. Son Obsesionados , se centran en un tema de interés.


Incomodidad con la postura, molestares de espalda o cuello, dolores de cabeza. La ausencia de contacto visual durante la comunicación. La falta de expresiones faciales, a menudo pagan de ser groseros e irrespetuosos, algunas veces petulantes. Largos periodos sin hablar, incluso se les tiene que hablar de  cerca o tocarlos y se molestan. No contestan, porque su cerebro  se encuentra en estado Q.

Rara vez muestran afecto hacia los demás, a menudo acusados ​​de falta de empatía por sus compañeros. Dificultad para comprender el lenguaje corporal. No les resulta nada fácil entender los sentimientos de otras personas a su alrededor. Tienen problemas relacionados con las emociones, sin control sobre la ira, la depresión y la ansiedad. Parecen confundidos.

Suelen acercarse a la gente de manera extraña, incómoda. Hay falta de habilidades para participar y disfrutar de conversaciones, se muestra Sorprendido y molesto cuando se les informa de que sus acciones y comportamiento son inadecuados. No hay retraso en el desarrollo. Restringidos y repetitivos patrones de comportamientos e intereses. Atípico uso del lenguaje, y  torpeza.

No se puede entender el punto de vista de otra persona, Incapacidad para adaptarse a diferentes situaciones sociales, la adhesión estricta a las rutinas, lo que lleva a una mayor ansiedad Inadecuada, inmaduros o retraso en la comprensión de los códigos de conducta. Inusualmente baja tolerancia a ruidos fuertes, luces brillantes y  las multitudes.

El síndrome de Asperger no tiene cura, aunque nacen con esta característica su   tratamiento para adultos se centra en el trabajo y el habla con terapias físicas. Tanto los niños como los adultos requieren de formación en habilidades sociales. Ellos necesitan apoyo familiar para el aprendizaje de habilidades de comportamiento.

¿Los políticos y funcionarios  padecen de estos trastornos o es un trastorno común y corriente, natural en las personas?
¿Quién  dijo miedo?

Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado





0 comentarios:

Publicar un comentario