Diputado 85'

Opinión

La Corte de Cuentas un trofeo de la guerra política

Leave a Comment

Por: René Hurtado 


En 1940 nació la Corte de Cuentas de la República, y desde hace 73 años, ésta institución siempre ha sido posesionada por los partidos políticos salvadoreños, entre ellos: El partido del dictador General Maximiliano Hernández Martínez; luego el partido Revolucionario de Unificación Democrática PRUD, que acompañó  otro miembro  de la dictadura militar Coronel Oscar Osorio; este partido  en 1960 se convirtió en el partido de Conciliación Nacional de otro militar, el Coronel Julio Adalberto Rivera  y desde esa fecha hasta  el año 2011, el PCN junto al partido ARENA de extrema derecha, utilizando 43 votos para elegir  al presidente y 2 magistrados de la Corte de Cuentas, se apoderó  de ésta institución durante muchos años, empleando siempre a dirigentes del partido de Conciliación Nacional, del partido ARENA y PDC, y esta acción,nunca –nadie–les declaró inconstitucional estos actos corruptos dentro de la  Asamblea Legislativa.

En el año 2011, 4 partidos políticos  se han querido apoderar de la Corte de Cuentas, el partido Demócrata Cristiano, el FMLN, GANA, y el PCN, y desde  el 2011 hasta el presente año -2013- por primera vez en la historia de El Salvador, la Sala de lo Constitucional declaró ilegal  los procedimientos utilizados  por la Asamblea legislativa  para nombrar a este último presidente Gregorio Sánchez Trejo, y los magistrados, Javier Transito Bernal, Andrés Rovira, Silvia Aguilar y Rony Huezo. Gracias a este capricho de los diputados de la Asamblea Legislativa, –al desobedecer una resolución  de la Sala de lo Constitucional– dejaron  por primera vez  en acefalía a  la Corte de Cuentas.

La historia de la  Corte de Cuentas  se inicia después de la independencia  y en 1872 se creó  el Tribunal Superior Contaduría Mayor de Cuentas y en 1930, el gobierno del dictador  Hernández  Martínez propuso fundar la Corte de Cuentas.

 La Corte de Cuentas de la República, fue constituida por la Constitución Política del 20 de Enero de 1939.En el artículo 159 se estableció que su organización y funcionamiento  serian objeto  de una ley especial  y en el artículo 195 de la misma Constitución, se dispuso  que mientras no se dictara la Ley Orgánica de la Corte de Cuentas, continuarían en el ejercicio de sus actividades el Tribunal Superior de Cuentas  y la Auditoría  General de la República.

En el año 1940, – El 3 de Enero de  1940 – a las 7:00 a.m., se dieron inicio las labores de la Corte de Cuentas de la República, con un personal de 124 empleados y 15 jueces de Cuentas, sus salarios oscilaban  entre Ȼ 50.00 y  Ȼ 425.00, su presupuesto anual fue de Ȼ 302,430.00. Ocupó  la planta  alta  de un  edificio sobre la Avenida España y Calle Delgado, ahí mismo despachaba en la planta baja, la Dirección General de Tesorería.

El día jueves 10 de Noviembre de 1955, la Corte de Cuentas ocupó el edificio sobre la Avenida España  y Calle Delgado y pasó a ocupar su nueva sede sobre la 1ª.Avenida Norte y 13 Calle Poniente. El edificio de la Corte de Cuentas  de 5 pisos fue inaugurado  el 22  de diciembre de 1955, a un costo de Ȼ 1,606,250.84.

Con respecto a la estructura que había de darse al nuevo organismo, el Gobierno de la República, había  creado una Comisión de Reformas a la  Administración Financiera, integrada por Don  Manuel Enrique Hinds, que luego habría de ser el primer Presidente de la nueva organización. El Dr. Juan  Ernesto Vásquez Auditor General en funciones y Don Julio  Roseville, Segundo Jefe del Departamento de Contabilidad Fiscal de la Auditoría General de la República; y tenían entre otros cometidos, el de proponer las disposiciones  que a su juicio, fuera conveniente  introducir al proyecto  de constitución  que se estaba preparando, en la parte relativa a la Hacienda  pública.

La Comisión propuso que se adoptara el patrón inglés, o sea de una Contraloría y Auditoría General, o bien una Corte de Cuentas al estilo francés. Fue en la Asamblea Legislativa  en  1939, donde se decidió adoptar el tipo de organización, prefiriéndose el clásico  estilo francés, o sea  el de  un organismo colegiado de control fiscal, con las modificaciones que se creyeron necesarias para adoptarlo a la realidad salvadoreña.

La historia de la Corte de Cuentas contrasta con la irresponsable actitud de los partidos políticos en la Asamblea Legislativa, que han tomado a esta institución como un “Trofeo  de la guerra política sucia” que cada tres años, la Asamblea legislativa elige  a sus funcionarios.

Nunca, la Corte de Cuentas ha sido independiente  de los abusos de los partidos políticos  y generalmente, estos partidos nombran a partidarios  en los altos cargos de esta institución, que siempre son utilizados para las campañas políticas de los partidos que comparten esta institución. 

Otra situación grave que se da en la Corte de Cuentas, es que los “propietarios” deciden a qué otro contrincante político lo dañan con las auditorías amañadas y  a quienes se les hace el favor de salir bien “parados”.

Hasta éste día, la Asamblea Legislativa sigue entrevistando a los candidatos a presidente y magistrados, ante la vigilancia del pueblo salvadoreño y de la Sala de lo Constitucional y se espera, que este jueves, la Asamblea Legislativa los elija y que jamás, se repita esta violación a la Constitución  de la República  y que  NO sea aprovechada, por algunos pseudo dirigentes de los trabajadores, que utilizan la situación para sacar ventaja laboral  y personal.

Hay que recordar  que la Sala de lo Constitucional falló  contra los procedimientos  efectuados por la Asamblea  Legislativa  y nunca,  por las personas que  habían sido nombradas,  que  al final del proceso, fueron  dañadas en su imagen, producto del desgaste que sufrieron, por las malas decisiones de  los partidos políticos.

¿Quién dijo miedo diputados?

Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado 





0 comentarios:

Publicar un comentario