¡Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos!





Por: René Hurtado

El año de 1980 fue uno de los años más duros para los salvadoreños, ya que el 24 de Marzo  había sido asesinado  Monseñor  Oscar Arnulfo Romero, por los “Escuadrones de la Muerte” y la extrema derecha militar,  seguía asesinando a cientos de obreros, estudiantes, campesinos y  sindicalistas, mientras tanto, la guerra civil  ya la había anunciado Monseñor Romero, mientras la izquierda revolucionaria luchaba por mejorar la situación del país  y por eso, el papel que desempañaba  el Frente Democrático  Revolucionario FDR, era muy importante  para lograr  el dialogo y la democracia.

El día 27 de noviembre de 1980  -y tal como ocurría  todos los días-, “los Escuadrones de la Muerte”, la Policía Nacional,  la Policía  de Hacienda y  la Guardia  Nacional dirigidos por militares,  continuaban  haciendo operativos,  secuestrando y asesinando a los salvadoreños  y en horas de la mañana,  trabajando como periodista en YSKT  se me informó  que frente al Externado San José- en la 25 Avenida Norte- hombres armados  habían bloqueado la calle y penetraron  al Externado San José  y de inmediato  me trasladé a ese lugar.

Al llegar, la gente se notaba nerviosa y sólo me confirmaban “que desde el Externado habían sacado  a varios hombres capturados y que fueron llevados en una camioneta por hombres armados”. 

Los dirigentes del FDR y capturados el 27 de noviembre de 1980 fueron: Juan Chacón, BPR; Manuel Franco de las UDN; Enrique Álvarez Córdova, Presidente del FDR; Humberto Mendoza  del MLP y Enrique Barrera, del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR); fueron secuestrados y brutalmente asesinados por “Escuadrones de la Muerte”.

De acuerdo  a los testigos, quienes bloquearon la 25 Av. Norte y capturaron  a los dirigentes del FDR, fueron Agentes de la Policía Nacional  y de esa manera, di la Información a nuestros oyentes de la radio, identificando la captura y la desaparición  de dichos dirigentes. Horas después, recibí  una llamada telefónica  del director de la Policía Nacional, afirmando “que ellos no los habían capturado”.

Como ocurría  en ese tiempo, una voz anónima  que se identificó de las brigadas “Maximiliano Hernández Martínez” afirmó que ellos los habían capturado por “ser comunistas  y terroristas  de los guerrilleros” y por esa razón dijo la voz, “que habían sido juzgados y ajusticiados en las pedreras del lago de Ilopango”.

Efectivamente, al llegar al lugar se encontraban  los cadáveres de los dirigentes  asesinados y torturados por los “escuadrones de la muerte” de la derecha.


El 28 de  Noviembre de 1978, los “escuadrones de la Muerte” iniciaron   los asesinatos,de varios sacerdotes y religiosas- y ese día,  siempre en mi labor periodística-, me trasladé  a la Colonia Dolores, frente al parque Zoológico-al Sur de San Salvador- y agentes de la Policía Nacional bloqueaban esa calle  argumentando, que estaban “siendo atacados  por un grupo de guerrilleros escondidos en una casa” pero logré llegar “al lugar de los hechos”  con la diferencia  que  solo veía y escuchaba  los disparos de la Policía Nacional, pero no escuchaba las respuestas  de los “supuestos  guerrilleros”. Después de varias horas, los policías lanzaron gas lacrimógeno  dentro de la casa y posteriormente,  violentaron la puerta  y sacaron  a 3 personas ya fallecidas  entre ellas, observé  a unos de los cadáveres  que uno de los oficiales, con la “culatada” del fusil G3 se lo “estrelló en la cara”  y luego  confirmé  que ese cadáver pertenecía  al sacerdote  Ernesto Barrera Motto a quien se le acusaba de ser “guerrillero de las FPL”. Hubo varios muertos y heridos  y la Policía presentó a un joven llamado José Isidro Portillo Paz, con quien me comuniqué por medio de papeles escritos, ya que no podía hablar debido a unos balazos que presentaba en la barbilla y garganta, el joven me afirmó que no era miembro de ninguna organización y que no tenían armas. Posteriormente, después que se lo llevaron, busqué información en los hospitales y estaba desaparecido, días después, apareció su cadáver. Ellos fueron parte de los 70 mil salvadoreños asesinados    por los “Escuadrones de la Muerte”.

spacer

Sala de lo Constitucional Condena a Rosalío Tóchez



                                 
 Por: René Hurtado


 Sala de lo Constitucional Condena  a Rosalío Tóchez

El 20 de  diciembre del año 2013 los empleados de la Corte  de Cuentas de la República ya no soportaban al presidente de esa institución Rosalío Tóchez  que había implementado una dictadura que pretendía cambiar  todo lo legal de esta institución, en ilegalidades partidarias, tomando en cuenta  que el señor Tóchez  era un personaje  manipulado  por algunos sectores políticos  y en la institución  cometía violaciones a las leyes laborales, como despidos, traslados, maltratos a las mujeres, amenazas y destituciones.


En esa fecha 20 de diciembre  Rosalío Tóchez  y su grupo de incondicionales,  tomó la decisión  de destituir  a 60 empleados  negándoles  la renovación  de los contratos para el año 2014 y jamás, esa decisión tuvo que ver  con incapacidad laboral, ni por cuestiones políticas  de los empleados de la Corte de Cuentas, como pretendió hacerlo  el señor Rosalío Tóchez para conseguir las plazas vacantes para  instalar  a sus propios seguidores.



Ante esta situación, los  empleados  destituidos  pidieron  a la Honorable Sala de lo Constitucional  el amparo legal que la ley manda pidiendo  la suspensión del “acto reclamado” y la Sala de lo Constitucional  con apego a la Ley y haciendo  respetar la Constitución  de la República, aceptó las demandas  y reinstaló de nuevo  a los 60 empleados  y ordenando a la Corte de Cuentas  el reinstalo  de todos los trabajadores.


Este 20 de noviembre después de 11 meses  de ataques permanentes y maltratos  de Rosalío Tóchez  y su gente, la Honorable Sala de lo Constitucional, ordenó la reinstalación definitiva de todos los empleados, señalando “…(b)Declárase sin lugar  el sobreseimiento  solicitado por el Presidente de la Corte de Cuentas  de la República, por los motivos expuestos  en el considerando 11.2 de este proveído; (c)Declárase que ha lugar al amparo  solicitado por los  (empleados de la Corte de Cuentas)… en contra del Presidente de la Corte de Cuentas  de la República, por existir vulneración  de sus derechos de audiencia, defensa y a la estabilidad laboral ; (d) Invalídase las decisiones del presidente de la Corte de Cuentas  de la República de dar finalizados las relaciones laborales que existían  entre la  mencionada institución  y los referidos demandantes; en consecuencia, ordénase  a dicha autoridad renovar los contratos  laborales en virtud de los cuales  los citados  señores  prestan  sus servicios a la  mencionada  institución; (e)Queda expedita  a los peticionarios  la promoción de un proceso por los daños materiales y/o morales resultantes de la trasgresión  de derechos constitucionales declarada en esta sentencia  directamente en contra de la persona que cometió la aludida vulneración. (Rosalío Tóchez)”.


Esta sentencia dictada por la Sala de lo Constitucional, sienta jurisprudencia  en cualquier caso futuro de destitución  a los  trabajadores que prestan servicios  por contrato  en cualquier institución de gobierno  y caso contrario, cualquier destitución- en estas mismas circunstancias-, es una ilegalidad violatoria de la Constitución de la República.


La maldad de Rosalío Tóchez en contra de los trabajadores  no permitió  su reelección por parte de la Asamblea Legislativa, perdió  en la Comisión de Servicio Civil  y en el Tribunal Sexto de Sentencia  donde por medio de su hijo Mardoqueo Tóchez, pretendió acusar  al “Diputado 85”  de difamación.


El Movimiento de Empleados de la Corte de Cuentas ha pedido a sus miembros estar pendientes  para iniciar las demandas  colectivas o personales  en contra del Expresidente   de la Corte de Cuentas Rosalío Tóchez  por  daños materiales o  morales  en contra de cada uno de estos empleados que sufrieron estos maltratos en contra de la Constitución de la República.


El Movimiento de Empleados agradece a los medios de Comunicación de nuestro país, especialmente a este periódico El Independiente y  a su fundador, el escritor y periodista Walter Raudales  que siempre fue solidario   con la Clase trabajadora.  A  los magistrados  de la  Honorable Sala de lo Constitucional, al compañero y amigo  Dr. Florentín Meléndez; Lic.  Sidney  Blanco; Dr.  Belarmino Jaime; Lic. Rodolfo González  y al nuevo presidente  de la Corte Suprema, mi amigo Dr. José Armando Pineda. (Dr. Pinedita).


Asimismo agradezco  al compañero periodista y abogado, Lic. Marco Antonio Guevara, extensivos también  a Lic. Noel Orellana,  Gerente de operaciones de la Asamblea Legislativa,  al Dr.  Disraeli Omar Pastor, al Dr. Felíx Ulloa y  la Licda. Carmen Elena Rivas Landaverde  excelente  asesor jurídico.


Agradezco a Dios por su infinita Misericordia, a Monseñor Romero   finalmente; a mi esposa Rossibell y  a mi hijo René.


¿Quién dijo miedo a la dictadura de Rosalío Tóchez?


Canal en Youtube:

http://www.youtube.com/user/ReneHurtadoReportero

spacer

El Movimiento de Empleados del 20 de diciembre de 2013, de la Corte de Cuentas de la República.


 A continuation publico  Comunicado del Movimiento  de Empleados  de la Corte de Cuentas que me fue enviado.
--------------------------------------------------------------------------------------------

El Movimiento de Empleados del 20 de diciembre de 2013, de la Corte de Cuentas de la República.


                      COMUNICA: 

1-  Que el día de ayer 20 de noviembre de 2014, se notificó la Resolución de la Sala de lo Constitucional, la cual falló a favor de los primeros 23 compañeros que se ampararon el 21 de diciembre de 2013 y 06 de enero de 2014, por el despido  que realizó Rosalío Tóchez de los 60 empleados  quedando pendiente la notificación  de los compañeros que presentaron su amparo posterior a estas fechas y otros que fueron despedidos en fechas posteriores y que también presentaron sus amparos.

  2-   Los que nos consideramos ser parte del Movimiento de Empleados del 20 de diciembre hacemos público nuestro reconocimiento e infinitos agradecimientos, al Periodista René Hurtado, por su aguerrida,  incansable y constante denuncia pública de los abusos de poder, que llevaron al titular Rosalío Tóchez  y a sus incondicionales  exdirector de Recursos Humanos José Gilberto Romero Tobar,  y el exgerente Miltón Rodríguez Pineda, y otros arribistas que han sobrevivido  en sus cargos  por ser aduladores  y que desconocieron las Leyes Laborales, al ejecutar todo tipo de acciones, tales como: humillaciones hacia buena parte de los empleados, atropellos a derechos constitucionales, amenazas, marginaciones  entre otras; incluso no lograron detenerlo con las demandas por difamación en el Tribunal Sexto de Sentencia  que le interpuso uno de los hijos Mardoqueo Tóchez  del otrora Presidente Rosalío Tóchez, y la demanda  de  destitución en la Comisión de Servicio Civil  de la CCR, todo esto para   tratar a toda costa de callarlo.
El Periodista René Hurtado, al contrario en lugar de doblegarlo y someterlo al silencio, acrecentó  la publicación por todos los medios que le fue posible, de las injusticias, abusos y atropellos que los empleados afectados le comunicábamos para que nos ayudara.

   3-  De igual forma se agradece a la Asociación de Empleados de la Corte de Cuentas, que hicieron lo que les fue posible para ayudar.

   4-  Que los que formamos parte del Movimiento de Empleados de   la CCR, instamos al Periodista René Hurtado, a continuar apoyando a los empleados de la Corte de Cuentas que denuncien con los respectivos documentos de respaldo,  que se le están vulnerando sus derechos laborales.

5-Finalmente, pedimos a todos los compañeros respetar y cumplir con nuestros deberes y prohibiciones que establece el Reglamento Interno de Personal y demás normativas para tener moral, para exigir nuestros derechos ante cualquier vulneración que se pretenda.

6- Pedimos  a los compañeros estar pendientes de las demandas judiciales que haremos  en contra de Rosalío Tóchez  en los distintos tribunales, tomando las recomendaciones  de la Resolución de la  Sala de lo Constitucional que dice: “… queda expedita  a los peticionarios  a la promoción de un proceso por los daños materiales y/o morales  resultantes de la transgresión  de los derechos constitucionales declarada  en esta sentencia directamente en contra de la persona que realizó  la aludida vulneración… (Rosalío Tóchez)

LUCHAMOS HOY, PARA VENCER MAÑANA!!!

El Movimiento de Empleados de la Corte de Cuentas “20 de Diciembre”.


San Salvador  20 de Noviembre  de 2014.  

spacer