Diputado 85'

Opinión

La maldita Ley de Amnistía del partido ARENA

Leave a Comment


La extrema derecha y las dictaduras militares, aquí en El Salvador y en otras partes del mundo, han legalizado   la Ley  de Amnistía  para proteger a militares y civiles  que hayan cometido  asesinatos  desapariciones, torturas y provocar una guerra para lograr  que los sectores de la izquierda le tuvieran miedo a las fuerzas represivas.

Durante la guerra en El Salvador, Vides Casanova dirigió la Guardia Nacional salvadoreña desde 1979, y en 1983,  por ser un militar de confianza, el expresidente José Napoleón Duarte lo nombró Ministro de Defensa, pero la llamada “tandona” de los militares y el mismo fundador de ARENA Roberto d'Aubuisson  lo rechazaban y durante la guerra la Radio venceremos del FMLN lo apodaba  “la gata” y este militar a quien conocí personalmente, salió huyendo  para los E.U  en 1989.


¿Pero cuál es el historial de crímenes del General vides Casanova? “Fue acusado por su participación en torturas y asesinatos durante la guerra civil (1980-1992), mientras ocupaba los cargos ya mencionados, entre 1979 y 1989. Además se vio involucrado en los crímenes de secuestro, violación y asesinato de cuatro religiosas estadounidenses, cometidos por la Guardia Nacional cuando él era el director de la misma y  las 4 monjas asesinadas  regresaban de E.U  y fueron llevadas  a una calle desconocida, donde  fueron violadas y posteriormente asesinadas”.

En la masacre conocida como Las Hojas, en la cual más de 70 campesinos fueron asesinados en el departamento de Sonsonate en febrero de 1983 por miembros de la fuerza armada, a Vides Casanova se le señala por haber encubierto los hechos. La masacre fue cometida dos meses antes de que tomara posesión como ministro de Defensa, pero el juez Grim de EEUU determinó que fue él quien, tras tomar posesión del cargo, evitó que se procesara a los responsables”.

El General Vides Casanova fue deportado a El Salvador  pero la Ley de Amnistía  lo está protegiendo  como criminal de guerra.

0tro  criminal de guerra  que será deportado a España es el Coronel Inocente Montano, miembro de la “tandona” y acusado de muchos crímenes de guerra  junto a otros 20 militares más.

 En un informe preparado para el juicio contra Montano, la profesora de ciencia política Terry Karl argumenta que unidades bajo el comando de Montano llevaron a cabo al menos 1.169 abusos contra los derechos humanos, incluyendo 65 asesinatos extrajudiciales y 51 desapariciones forzadas, además de dejar 520 víctimas de tortura.

“La masacre de los jesuitas no fue una aberración”, escribe.

“A lo largo de la carrera militar de 30 años del coronel Montano, él ordenó, incitó y asistió, y/o comandó a las fuerzas que participaron en una estrategia de desaparición y detención arbitraria, masacres rurales de no combatientes civiles, la desaparición forzada de menores y la tolerancia hacia escuadrones de la muerte liderados por los militares y que operaban dentro de las unidades bajo su comando”. Montano  es uno de los militares involucrados en el asesinato de los 6 sacerdotes de la UCA y las 2 mujeres, ordenada por la “Tandona” y llevada a cabo por la  Batallón Atlacatl  el 16 de noviembre de 1989.

LA MALDITA LEY DE AMNISTIA.

En marzo de 1993, el expresidente Alfredo Cristiani  en una cobarde reunión junto al PCN decidió decretar esta ley de Amnistía sin tomar en cuenta  los Acuerdos de Paz que se habían firmado. Cristiani  y su partido decidieron aceptar  la presión de los Estados Unidos para defender  a los militares criminales de guerra, mediante  una ley de Amnistía, que fue aprobada  por los siguientes diputados  de ARENA y PCN traidores  al pueblo: “…POR TANTO,

En uso de sus facultades constitucionales y a iniciativa de los Diputados Luis Roberto Angulo Samayoa, Ciro Cruz Zepeda Peña, José Rafael Machuca Zelaya, Rafael Antonio Morán Orellana, Carlos Remberto González, José Roque Calles Amaya, Marcos Alfredo Valladares, Carlos René Calderón y Julio Angel Sorto,

DECRETA la siguiente:

LEY DE AMNISTIA GENERAL PARA LA CONSOLIDACION DE LA PAZ

Artículo 1.- Se concede amnistía amplia, absoluta e incondicional a favor de todas las personas que en cualquier forma hayan participado en la comisión de delitos políticos, comunes conexos con éstos y en delitos comunes cometidos por un número de personas que no baje de veinte antes del primero de enero de mil novecientos noventa y dos, ya sea que contra dichas personas se hubiere dictado sentencia, se haya iniciado o no procedimiento por los mismos delitos, concediéndose esta gracia a todas las personas que hayan participado como autores inmediatos, mediatos o cómplices en los hechos delictivos  antes referidos”.

Dentro de la Sala de lo Constitucional de la  Corte Suprema de Justicia está pendiente una petición de inconstitucional sobre este decreto de la Ley de Amnistía  y según los miembros de la  Honorable Sala de lo Constitucional, esta petición sigue en estudio y en el presente año  se podría dar una resolución  sobre la inconstitucionalidad.

Los criminales de guerra  deben ser juzgados y castigados.

¿Quién dijo miedo  a la Ley de Amnistía?

                                       















0 comentarios:

Publicar un comentario