Diputado 85'

Opinión

52 años después termina la guerra en Colombia

Leave a Comment


La lucha entre el pueblo de Colombia y las fuerzas militares apoyadas por los Estados Unidos  fue larga y dejó miles de muertos y durante el periodo de Álvaro  Uribe, este, fue el peor instrumento que tuvo los Estados Unidos para introducir el plan Colombia que causó la mayor represión  en contra del pueblo, la oposición y las organizaciones de derechos humanos, pero después de 52 años de guerra, la FARC lograron con el actual gobierno de  Colombia llegar a un acuerdo  de Paz final, exactamente la misma historia que sufrió nuestro pueblo, con los militares represivos y la extrema derecha con sus “escuadrones de la muerte” que asesinaron a miles de salvadoreños y el próximo año estaremos cumpliendo 25 años de la Firma de los Acuerdos de Paz.


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo FARC-EP son un movimiento revolucionario de carácter político militar nacido en el año de 1964 en las montañas del sur del departamento del Tolima.

Sus fundadores fueron 48 campesinos que habitaban en la región de Marquetalia, una colonia agrícola fundada por ellos mismos diez años antes. Sus líderes principales fueron Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas, quienes encabezaron la lucha hasta su muerte natural acaecida muchos años después. A comienzos de los años sesenta del siglo pasado se extendió por Latinoamérica y el Caribe una ola anticomunista inspirada por el gobierno de los Estados Unidos, expresada en la teoría de la Seguridad Nacional, y guiada por el principio del enemigo interno, que fue inculcada de manera sistemática en las fuerzas militares y de policía del continente. De acuerdo con ella, toda oposición política, todo rasgo de inconformidad social, toda expresión popular que trabajara por transformaciones económicas, sociales y políticas, hacía parte del plan de dominación mundial de la Unión Soviética, y por lo tanto estaba integrada por enemigos que debían ser exterminados. Tras la caída del muro de Berlín, tal teoría continuó rigiendo y es vigente en nuestro país.

Por diversas razones históricas, Colombia traía a cuestas un pasado de violencia política estatal y de rebeliones armadas, que a su vez eran expresión del monopolio del poder político por parte de las clases burguesa y latifundista, y ejercicio de una política de despojo de la tierra a favor de los grandes latifundios. Las colonias agrícolas fundadas por el campesinado desterrado de sus zonas de origen pasaron a ser consideradas Repúblicas Independientes a las que había que aniquilar.
En Colombia como todo país en guerra civil, el pueblo se conformó en un ejército guerrillero y el pueblo sufrió las consecuencias con represión  de los militares y la fuerza armada.

El lunes recién pasado - 26 de septiembre-se firmó en Cartagena el Acuerdo de  Paz, entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Revolucionarias de Colombia -EP  y como testigo estuvo presente  el presidente Salvador Sánchez Céren, que durante la guerra librada en El Salvador, fue conocido como “comandante Leonel González” una de los miembros de la Comandancia General del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN.

Como irónico para la extrema derecha, los Acuerdos de Paz, se realizaron en la Habana Cuba, entre la comisión del gobierno Colombiano y las fuerzas guerrilleras de las FARC, que los próximos meses se convertirá en partido político. Parte del Acuerdo firmado en la Habana dice:  “La Habana, Cuba, 24 de agosto de 2016
Las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC-EP anunciamos que hemos llegado a un Acuerdo Final, integral y definitivo, sobre la totalidad de los puntos de la Agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia.

PREÁMBULO

Recordando que los diálogos de La Habana entre delegados y delegadas del Gobierno Nacional, presidido por el Presidente Juan Manuel Santos y delegados y delegadas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, con la decisión mutua de poner fin al conflicto armado nacional, tuvieron origen como resultado del Encuentro Exploratorio sucedido en la capital de la República de Cuba entre el día 23 de febrero y el día 26 de agosto de 2012.

Teniendo presente que como resultado de los diálogos exploratorios referidos se produjo un Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado en la fecha última citada ante testigos nacionales y ante delegados de la República de Cuba y del Reino de Noruega que sirvieron igualmente como testigos, y que, desde entonces, asienten el proceso como países garantes”.

0 comentarios:

Publicar un comentario