Diputado 85'

Opinión

Regresó nuestro Cardenal Gregorio Rosa Chávez

Leave a Comment


El martes 4 de julio pasado regresó del Vaticano Monseñor Gregorio Rosa Chávez, que fue nombrado Cardenal por el papa Francisco, que sorpresivamente, escogió  al Cardenal Gregorio para este alto cargo, considerando  el papel que desempeñó como representante de la iglesia, en los diálogos que inició el gobierno  con el Frente Farabundo Martí.

El Cardenal Gregorio, a quien tuve el gusto de conocer  en la época difícil de El Salvador, especialmente en la fecha que Monseñor Oscar Arnulfo Romero fue asesinado por los “Escuadrones de la Muerte” fundados por el Mayor Roberto D'Aubuisson, que también fundó el partido ARENA de extrema derecha.

En ese tiempo Roberto  D'Aubuisson y los militares de la “tandona” amenazaban  a los sacerdotes que acompañaban a Monseñor Oscar Arnulfo Romero y era tanto el odio de la extrema derecha militar, que los “escuadrones de la Muerte” dirigidos por D'Aubuisson  realizaron una campaña  entregando hojas volantes, donde decían “ haga patria mate un cura” y fue en esa época que el Cardenal Gregorio, fue amenazado constantemente por estos “Escuadrones de la Muerte”.

Los Sacerdotes asesinados dentro de la campaña “Haga Patria, mate  un cura” son los siguientes:   El 24 de marzo de 1980, el arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, fue asesinado mientras celebraba misa en la capilla del Hospital "Divina Providencia".

 12 de marzo de 1977: El sacerdote jesuita Rutilio Grande, párroco de Aguilares, es asesinado en la carretera a El Paisnal junto con dos campesinos;
 11 de mayo de 1977: El sacerdote Alfonso Navarro Oviedo, párroco de la Colonia Miramonte de San Salvador es asesinado en su Iglesia Parroquial, junto a un muchacho que colaboraba como sacristán.

 El  28 de noviembre de 1978: El sacerdote Ernesto Barrera Motto, fue asesinado por Ejército en la Colonia Dolores  de San Salvador.

 El 20 de enero de 1979: El sacerdote Octavio Ortiz fue asesinado en el “Despertar”  en San Antonio Abad, San Salvador, junto a 4 jóvenes, aspirantes al sacerdocio.
El   20 de junio de 1979: El sacerdote Rafael Palacios fue asesinado en Santa Tecla, por “Unión Guerrera Blanca,(UGB).

4 de agosto de 1979: El sacerdote Alirio Napoleón Macías fue asesinado en la sacristía del templo parroquial de San Esteban Catarina.

 El 2 de diciembre de 1980: Las religiosas norteamericanas Ita Ford, Maura Clarke, Dorothy Kazel y Jean Donovan, son violadas y asesinadas por soldados de la Guardia Nacional tras salir del Aeropuerto Internacional de San Salvador.

Y el 16 de noviembre de 1989: Los sacerdotes jesuitas, Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López,  Juan Ramón Moreno junto con el jesuita salvadoreño Joaquín López y López y las domésticas, Elba y Celina Ramos, son masacrados por un escuadrón del Batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador dentro  de la UCA.

Roberto D'Aubuisson el fundador de los “escuadrones de la Muerte” y primer presidente  del actual partido ARENA, también eliminaron  a miles de salvadoreños  entre ellos  estudiantes, campesinos, obreros, profesionales, y opositores políticos.

 Durante este período de guerra oscura  que iniciaron los militares de la “tandona”, la oligarquía política  y empresarial de ANEP, con el objetivo de destruir a la izquierda política  y guerrillera, que se formó clandestinamente, para derrocar a la dictadura militar, fueron asesinados unos 80 mil salvadoreños.

 Monseñor Romero-asesinado por estos escuadrones-ya contó con la bendición del papa Francisco y convirtió en Beato  por el martirio de haber sido asesinado frente al Altar.

Ahora el papa Francisco -que ha valorizado el martirio de la iglesia y del pueblo salvadoreño y  el esfuerzo  en favor del pueblo y de los diálogos-, nombró como Cardenal  a Monseñor Rosa Chávez,  ante la marginación  de los sacerdotes de extrema derecha  que no estaban de acuerdo  con el trabajo de Monseñor Romero, de Monseñor Rivera y Damas  y Gregorio Rosa Chávez. El Cardenal  Gregorio Rosa Chávez fue nombrado Obispo Auxiliar en el año  1982 y debido  a esa marginación nunca fue nombrado  en otro cargo.

En uno de los diálogos entre el gobierno y el FMLN a celebrarse en México, tuve la suerte como periodista  de haber encontrado a Monseñor Rosa Chávez en ese país  y junto  al Embajador salvadoreño Sigfrido Munés  en México y otros periodistas lo acompañamos a un pueblo, donde estaría  para asistir al diálogo  como representante de la Iglesia en Guastepeque México.

Felicitamos y acompañamos a nuestro   Cardenal Gregorio Rosa Chávez   



0 comentarios:

Publicar un comentario