Hace 100 años matarón al guerrillero Emiliano Zapata

by - 21:30

Hace 100 años matarón al guerrillero Emiliano Zapata

Hace 100 años el 10 de abril de 1919,fue asesinado el líder guerrillero Emiliano Zapata, en un emboscada ordenada por el presidente Mexicano Venustiano Carranza - éste señor regaló a El Salvador el transmisor de la primera radio del país, llamada AQM, que fue inaugurada el 1 de marzo de 1926,y su transmisor y antena fueron instalados en San Jacinto, en el  parque llamado Venustiano Carranza”-.
En ésta emboscada Emiliano Zapata fue engañado y sorpresivamente fue asesinado por más de 80 balazos y su cuerpo fue llevado en una mula para ser enterrado. Emilio Zapata tenía 39 años y fue compañero del también guerrillero Pancho Villa, líderes de la Revolución mexicana.

Años después Pancho Villa también fue emboscada en “el parral “cuando se conducía en su vehículo, fue decapitado y su cabeza nunca apareció.

"Es mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado".

Emiliano Zapata, nació el 8 de agosto de 1879 en Anenecuilco, estado de Morelos (México).

Fue el noveno de los diez hijos de Gabriel Zapata y Cleofas Gertrudis Salazar, pequeños propietarios de tierras, naturales de Nahua y con ascendencia española. Su abuelo paterno participó en la Toma de Cuernavaca en la guerra contra Maximiliano.


Ante su pobreza, la familia Zapata diversificó sus actividades encaminándolas a la pequeña ganadería. De ese modo los animales les permitieron autonomía de la hacienda azucarera vecina.

Zapata siguió la educación primaría en la escuela de la aldea recibiendo una educación limitada de su maestro, Emilio Vara.

A los 16 años perdió a su madre y 11 meses más tarde, a su padre. El patrimonio que heredó fue reducido, pero suficiente para no tener que emplearse como peón en alguna de las ricas haciendas que rodeaban Anenecuilco.

Desde muy temprana edad, advirtió las grandes injusticias que se cometían en contra de quienes trabajaban la tierra. Años antes del estallido de la revolución, trabajó en una de las haciendas de Ignacio de la torre, yerno de Porfirio Díaz. Zapata era el único en quien confiaba para cuidar sus caballos.


En 1902, ayudó a las personas del pueblo de Yautepec (Morelos) que tenían problemas con el hacendado Pablo Escandón, acompañándolos a ciudad de México para exigir que se les hiciera justicia. En 1906, asistió a una junta de campesinos en Cuautla, para discutir la forma de defender frente a los hacendados vecinos las tierras del pueblo.

En 1908, raptó a Inés Alfaro Aguilar y el padre de ésta lo acusó por lo que se le castigó con el reclutamiento forzado incorporándose al 9° Regimiento de Caballería, en Cuernavaca.

En septiembre de 1909 fue electo presidente de la junta de defensa de las tierras de Anenecuilco. Reunió un ejército de peones, la mayoría de ellos indígenas de Morelos, y con "Tierra y Libertad" como grito de guerra pasó a formar parte en 1910 de la Revolución Mexicana de Francisco I. Madero, que pretendía acabar con el régimen de Porfirio Díaz.

Zapata comenzó su guerrilla en marzo de 1911, tomaron Jojutla, Chinameca, y sitió Cuautla que estaba defendida por los porfiristas, más tarde tomó Cuernavaca. Al triunfo de los maderistas, Zapata se negó a deponer las armas ya que todavía no se habían devuelto las tierras a los indígenas. Mientras tanto los hacendados comenzaron hacer una campaña en contra de Zapata, tratándolo como un bandido.

Dejó de confiar en Madero, que comenzó a ejercer como presidente en 1911, y se declaró en su contra el 25 de noviembre de 1911, formulando su propio programa de reforma agraria (conocido con el nombre de Plan de Ayala), mediante el que pensaba redistribuir la tierra entre los campesinos. El primer reparto de tierras de Zapata fue en Ixmiquilpan, Puebla, el 30 de abril de 1912.

En febrero de 1913, Victoriano Huerta protagoniza un golpe de estado contra Madero y toma la presidencia mandando detener a este, quien más tarde murió asesinado. Durante las presidencias del dictador Victoriano Huerta (1913-1914) y del presidente constitucionalista Venustiano Carranza (1914-1920), continuó con sus movimientos en contra del gobierno, extendiendo su poder por todo el sur de México. Por entonces se le conocía como el Caudillo del Sur, y estaba aliado con Francisco Villa.

Junto a Pancho Villa, que había aceptado el Plan de Ayala, entró en la ciudad de México en 1914. Un año después se trasladó a Morelos, donde prosiguió con la defensa de sus posiciones, frente a las tropas constitucionalistas. Zapata durante este tiempo creó las primeras Comisiones Agrarias, estableció el Crédito Agrícola además que inauguró la Caja Rural de Préstamos en Morelos. Luego, en octubre de 1915, el gobierno de la Convención promulgó la Ley Agraria.

Tras la toma de la capital de la República por los constitucionalistas, Carranza encargó la campaña del Sur contra de Zapata al general Pablo González, quien el 2 de mayo de 1916 ocupó Cuernavaca. Junto a Luis Patiño fraguaron un plan para hacer creer a Zapata que el coronel Jesús Guajardo no reconocía al gobierno de Carranza.

Una vez ganada su confianza, el 10 de abril de 1919 fue asesinado en una emboscada organizada por Jesús Guajardo, en la hacienda de Chinameca, Morelos. 17.    El cadáver de Zapata fue expuesto al público sobre una caja en la inspección de policía. La acción causó una enérgica condena de la opinión pública y de gran parte de los propios sectores constitucionalistas. El 16 de julio de 1920, Guajardo fue capturado en Monterrey y fusilado al día siguiente. El 2 de julio se rebeló en la región de La Laguna en contra del presidente provisional Adolfo de la Huerta, razón por la que fue ejecutado, y no por la muerte de Zapata.

Con Inés Alfaro Aguilar, tendría dos hijos: Nicolás y Elena. Puede que se casara con Luisa Merino y, el 20 de agosto de 1911, contrajo matrimonio con Josefa Espejo Sánchez conocida como “La Generala” con quien tuvo dos hijos más. Según el historiador Edgar Zapata, bisnieto del general, el Caudillo del Sur mantuvo relaciones sentimentales con 28 mujeres, con las que tuvo al menos 30 hijos, sin embargo solo 10 llegaron a la edad adulta. Tras su muerte, muchos de sus hijos fueron escondidos para evitar represalias del gobierno.

Emilio Zapata y Pancho Villa fueron ejemplos de lucha guerrillera en favor del pueblo del dirigente General Augusto César Sandino y del salvadoreño Farabundo Martí. También fue ejemplo para el comandante guerrillero de Cuba Fidel Castro, de la Guerrilla Guatemalteca de los Tupamaros de Uruguay ;de Sendero luminoso del Perú y de las luchas revolucionarias de Bolivia y Brasil.

¡¡¡Hasta la victoria siempre, la lucha continúa!!!



You May Also Like

0 Comments