¡Haga patria Mate un Cura!








 ¡Haga patria  Mate un Cura! 

… Y los “Escuadrones de la Muerte” del mayor  Roberto D'Aubuisson fundador de ARENA, asesinaron  al padre Rutilio  Grande  y al Arzobispo Oscar Arnulfo Romero. Este Slogan  de la derecha salvadoreña  y de los militares  fue la amenaza a muerte  de sacerdotes, monjas  y cristianos, antes y durante la guerra.


Desde la década de 1970, la dictadura militar  y los “Escuadrones de la muerte” asesinaron  a un Arzobispo, a 12 sacerdotes y 4 religiosas extranjeras. Todos ellos también son mártires por “odio a la fe”  y los procesos de mártires  se iniciaron con Monseñor Romero y ahora el Vaticano continúa  con el padre Rutilio Grande. Los Sacerdotes asesinados dentro de la campaña “Haga Patria, mate  un cura” son los siguientes:   El 24 de marzo de 1980, el arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, fue asesinado mientras celebraba misa en la capilla del Hospital "Divina Providencia". 


 12 de marzo de 1977: El sacerdote jesuita Rutilio Grande, párroco de Aguilares, es asesinado en la carretera a El Paisnal junto con dos campesinos;


 11 de mayo de 1977: El sacerdote Alfonso Navarro Oviedo, párroco de la Colonia Miramonte de San Salvador es asesinado en su iglesia parroquial, junto a un muchacho que colaboraba como sacristán. 


 El  28 de noviembre de 1978: El sacerdote Ernesto Barrera Motto, fue asesinado por Ejército en la Colonia Dolores  de San Salvador.

 El 20 de enero de 1979: El sacerdote Octavio Ortiz fue asesinado en el “Despertar”  en San Antonio Abad, San Salvador, junto a 4 jóvenes, aspirantes al sacerdocio.


El   20 de junio de 1979: El sacerdote Rafael Palacios fue asesinado en Santa Tecla, por Unión Guerrera Blanca.


4 de agosto de 1979: El sacerdote Alirio Napoleón Macías fue asesinado en la sacristía del templo parroquial de San Esteban Catarina.


 El 2 de diciembre de 1980: Las religiosas norteamericanas Ita Ford, Maura Clarke, Dorothy Kazel y Jean Donovan, son violadas y asesinadas por soldados de la Guardia Nacional tras salir del Aeropuerto Internacional de San Salvador.


Y el 16 de noviembre de 1989: Los sacerdotes jesuitas, Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López,  Juan Ramón Moreno junto con el jesuita salvadoreño Joaquín López y López y las domésticas, Elba y Celina Ramos, son masacrados por un escuadrón del Batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador dentro  de la UCA”.


En las celebraciones del 35 Aniversario del Asesinato de Monseñor Romero, también el pueblo se prepara  para  la Beatificación del Arzobispo  el sábado 23 de mayo, en la Plaza “salvador del mundo”, (Ojalá que ARENA no diga que esta fecha hay fiesta en Venezuela).


A  estas  alturas, se conoce   que el asesino de Monseñor Romero, fue el Guardia Nacional Marino Samayor Acosta  que en esa época, era uno de los Guardaespaldas  de Mario Molina, hijo del Coronel  Arturo  Armando Molina  que fue presidente de  la República  entre 1972-1977.


De acuerdo a lo declarado  por  el  Capitán  Álvaro Saravia (Miembro del partido ARENA) al periódico  virtual  el “Faro”, el Guardia recibió  un mil colones o sea $114 dólares  para asesinar  a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, a Jesucristo  lo asesinaron  por 30 monedas de oro que recibió Judas de los asesinos. De  acuerdo a otras informaciones, el guardia nacional  Marino  Samayor Acosta trabajó como ex jefe de   Seguridad  del Ministerio de  Justicia  y Seguridad Pública durante los gobiernos del partido  ARENA.


El Capitán Álvaro Saravia dijo: “Dos o tres días después del asesinato de monseñor Romero, el grupo de D´Aubuisson sostiene una reunión en la casa de Eduardo Lemus O´byrne (Que estaba ubicada frente  al canal 2 de Televisión), Saravia conoce de esta reunión, porque él mismo, saliendo de ahí, fue a pagarle (al Guardia Nacional Marino Samayor Acosta) al hombre que disparó contra monseñor Romero. Fue a pagarle por sus servicios” (Un mil colones en efectivo, que le entregó el Mayor  Roberto d´Aubuisson)


 “Yo no conocía al tirador. Ese día lo vi meterse al carro (estaba barbado). Y después le fui a entregar yo personalmente los mil colones, que los pidió prestados D´Aubuisson (al empresario) Eduardo Lemus O´byrne. En la casa de él estábamos nosotros cuando llegaron a decirle que… ¡A cobrar! … Dio los mil pesitos. Yo mismo se lo fui a entregar ( Al Guardia Nacional Marino Samayor Acosta)al  centro comercial, en el oeste de San Salvador, llamado Balam Quitzé, llegué donde él y le dije, mirá, dice Roberto d´Aubuisson que no quiere saber ni mierda de vos, que te arreglés con tu jefe”.


Qué dice la  Comisión de la Verdad:


 “El 24 de marzo de 1980 el Arzobispo de San Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, fue asesinado cuando oficiaba la misa en la Capilla del Hospital de la Divina Providencia.


La Comisión concluye lo siguiente:


1. El ex-Mayor Roberto D'Aubuisson dio la orden de asesinar al Arzobispo y dio instrucciones precisas a miembros de su entorno de seguridad, actuando como  ‘escuadrón de la muerte’, de organizar y supervisar la ejecución del asesinato.


2.Los capitanes Álvaro Saravia y Eduardo Ávila tuvieron una participación activa en la planificación y conducta del asesinato, así como Fernando Sagrera y Mario Molina.(Hijo del ex presidente  Coronel Armando Molina)


3.Amado Antonio Garay, motorista del ex-Capitán Saravia, fue asignado para transportar al tirador a la Capilla. El señor Garay fue testigo de excepción cuando, desde un Volkswagen rojo de cuatro puertas, el tirador disparó una sola bala calibre .22 de alta velocidad para matar al Arzobispo.


4.Walter Antonio 'Musa' Álvarez,  junto con el ex-Capitán Saravia, tuvo que ver con la cancelación de los 'honorarios' del autor material del asesinato”.


Todos  los sacerdotes y religiosas asesinados por los “Escuadrones de la Muerte” del Mayor  Roberto D'Aubuisson  -fundador del partido ARENA-, fueron por odio a la fe  y se espera, la Beatificación de estos Santos, asesinados por la derecha miliar salvadoreña  durante la guerra.


¿Por qué  no se investiga  a los asesinos de Monseñor Romero?


¿Quién dijo miedo a esta derecha oligárquica?

Canal en Youtube:
http://www.youtube.com/user/ReneHurtadoReportero
Búscame y escríbeme     
http://www.diputado85.com/
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado
renehurtadoperiodista@gmail.com
@ReneHurtado2010      








spacer

Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la universidad de El Salvador.

Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador Otorga diploma a René Hurtado. A los estudiantes de derecho muchas gracias por haberme invitado a este foro y los invito a que continuén en busca de la verdad para construir un pais democrático y solidario.
spacer

Monseñor Romero La Semana Santa y la Cuaresma





De acuerdo a la Iglesia Católica, la Cuaresma  es el símbolo de los 40 días   que los cristianos  marcan  para llegar y recordar  la entrada de Jesús a Jerusalén  y donde los católicos y Luteranos  se preparan  para recordar  la Pasión, Muerte y Resurrección del Hijo de Dios, Jesús el Nazareno. La Cuaresma se inició  con el Miércoles de Ceniza. 

El Obispo Luterano Medardo E.  Gómez, hace una reflexión de lo que significa  la Cuaresma:

“SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA: Marcos 8, 31-35 EL DISCIPULADO Y EL MARTIRIO.

El discipulado fue un objetivo prioritario del ministerio de Jesús y no solo conformó su grupo sino también pidió que se formara una red ordenando: “Vayan y hagan discípulos  a todas las naciones, bautícenlos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (Mateo 28-19).
La elección que hizo Jesús a sus primeros seguidores fue a predestinados, porque siendo hijo de Dios sabía a quienes puede llamar para asumir la responsabilidad de ser comisionados, fue por ello, Jesús sabe a quién llamar y enviar, para el ministerio especial cristiano; teniendo en cuenta, todos los bautizados somos ministros, según el sacerdocio universal de todos los creyentes.

El ministerio especial, es el del liderazgo pastoral de la iglesia; Jesús hace el llamado a sus seguidores, presentándoles toda transparencia y verdad, les advierte de todos los riesgos, les hace saber de los sufrimientos que enfrentaran, el rechazo de los principales maestros y sacerdotes y les matarán. Además con franqueza se refiere al martirio que les toca vivir por la causa del Reino, irán como ovejas en medio de lobos, serán llevados a la cárcel, les golpearán, maltratarán, serán presentados ante autoridades. Tan grande es el sufrimiento que el martirio solo lo pueden enfrentar teniendo valor y decisión con la ayuda de Dios. Así es la promesa no dejarlos  solos, Jesús estará con ellos para que puedan defenderse, con astucia e inteligencia.

El martirio ha sellado a la iglesia desde Jesús, estableciéndose una identidad propia del discipulado fiel, Monseñor, Romero, el Santo de las Américas, decía que el testimonio de una iglesia encarnada de los pueblos, distingue a la iglesia de Cristo porque sería vergonzoso, triste, que en un país donde se está asesinando a los hijos de la patria, no se encuentren entre las victimas también a los sacerdotes (H. 30 de junio de 1979).

Oscar Arnulfo Romero iluminó sobre la iglesia Mártir, así lo hizo con palabra, oración, y acción. Dijo también: “la persecución es una nota de la autenticidad de la iglesia, la iglesia que no sufre, persecución sino que disfruta de privilegios, no es verdadera iglesia de Jesucristo” (H. Marzo 1979).

No puede vivir la iglesia que cumple con su deber sin ser perseguida, San Romero recomendó leer la teología del Martirio  que se encuentra en segunda de Macabeos capitulo 7,  porque el martirio se basa en la fidelidad a Dios, aun cuando se corra el riesgo de morir, (H. 6 de noviembre de 1977).

En el discipulado muchos son llamados  y pocos los escogidos, estos son los que optan por el costo de ser discípulos de Cristo.,Dietrich Bonhoeffer escribió una obra que llamó el costo del discipulado la basó en el capítulo 10 del Evangelio de San Mateo,  a este mártir Luterano le preocupaba la gracia barata que no es la gracia de la Biblia en el nuevo testamento.

La gracia barata no trasforma, es gracia sin Martirio, sin discipulado, la gracia costosa, es cara por el sacrificio de Cristo al pagar la vida del ser humano. Ante la selección de gracia barata. Y la gracia costosa, muchos optan por la barata a donde no hay cruz, como el joven que quiere seguir a Cristo sin compromiso y responsabilidad (Mateo 19,16-30).

El discipulado de la gracia costosa es la manera como Dios ve las cosas, en cambio al ser humano, al mundo, solo le interesa privilegios, prosperidad, Victoria, éxito, Gracia barata sin complicaciones.

Por ello, Pedro propone a Jesús no optar por lo costoso, por el sacrificio, por la cruz.   Jesús le reprende para decir al discipulado de la gracia barata: “APÁRTENSE DE MI SATANÁS”.Al que le cueste  la vida por mi causa, y por la aceptación del Evangelio la salvará. El Discipulado y el Martirio es seguir a Jesús y cargar con su cruz.  Iglesia Luterana Salvadoreña Obispo Medardo E. Gómez
Domingo 1 de marzo de 2015.”

Esta reflexión del Pastor Lueterano Medardo Gómez, realizada el 1 de Marzo, fecha de las elecciones nacionales, me hace lamentar  la decisión  de los habitantes de Santa Tecla, que en el año, que será beatificado Monseñor Oscar Arnulfo Romero, los “tecleños”  le regalan   a Monseñor  la elección de Alcalde de esa ciudad,  al Hijo del Mayor Roberto d'Aubuisson, fundador de  Arena, y ampliamente  difundido  también “fundador de los ”Escuadrones de la Muerte y responsabilizado  por la Comisión de la Verdad de ser el autor  intelectual del asesinato de Monseñor Romero”.

¿QUIÉN DIJO MIEDO A LOS ESCUADRONEROS?
Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado 
http://www.diputado85.com/
                                                       



spacer