Diputado 85'

Opinión

LAS DICTADURAS MILITARES Y LAS ELECCIONES DEL 2014

Leave a Comment

La historia salvadoreña  ha sido regada  con la sangre  de nuestro pueblo, que durante muchos años ha padecido la represión de las dictaduras militares  dirigidas por los Estados Unidos y  ha provocado hasta 1992  unos 100 mil muertos.

A partir de la década de los 70s y 80s, las organizaciones populares surgieron dentro  del levantamiento popular, que luchó contra la dictadura militar que perseguía, asesinaba y desaparecía  a cientos de estudiantes, campesinos, obreros y empleados, que eran perseguidos  por los “escuadrones de la muerte” que dirigía, el fatídico  fundador   de  ARENA el Mayor Roberto d'Aubuisson, desde ANSESAL en la guardia nacional.

El 15 de Octubre de 1979, se dio el último golpe militar  que derrocó al General  Carlos Humberto Romero y luego, las 5 organizaciones  guerrilleras: Fuerzas Populares de Liberación FPL, las FAL del partido Comunista; el ERP; el PRTC y las FARN, formaron el ejército guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN, que obligó a  Estados Unidos, al Ejército Salvadoreño  y a los “Escuadrones de la Muerte” a dialogar la Paz en El Salvador.

Los militares salvadoreños, siempre han traicionado al pueblo  y formaron  la dictadura militar durante  50 años: La primera dictadura militar del  General Maximiliano Hernández Martínez  desde el año 1931-1944  el General, encabezó un gobierno Autoritario y ultra conservador hasta ser derrocado por una huelga general de “brazos caidos”.
Ante la grave situación económica que vivía el país por la caída de los precios del café, el gobierno entró en una crisis y fue derrocado por un grupo de militares el 2 de diciembre de 1931 y  uno de estos  militares entregó  el poder al vicepresidente de Araujo.

En la dictadura de Martínez  de 1931-1944  apenas habría  asumido el poder General Maximiliano de 1932 cuando el  Partido comunista salvadoreño (PCS)  participó   en una insurrección popular junto a grupos indígenas y campesinos del occidente del país, que fueron conducidos por Farabundo Martí y otros líderes del PCS y  fueron arrestados antes de la misma. Los alzados lograron apoderarse de las ciudades de Juayúa, Nahuizalco, Izalco, Sonsonate, Tacuba y Salcoatitan en donde atacaron a las familias terratenientes.

Para organizar la insurrección de 1932 que estaba conformado por un núcleo pequeño de intelectuales y estudiantes universitarios y tuvo un rol muy limitado en la insurrección. Las masas que participaron en la insurrección fueron mayoritariamente indígenas.

En 1932 el entonces presidente General Maximiliano Hernández Martínez, llegado al poder tras un golpe de estado en 1930, reprimió con el ejército una sublevación de campesinos e indígenas en el occidente del país, provocando más de 30,000 víctimas mortales. El suceso se ha dado a conocer en El Salvador como la matanza de los campesinos  de  1932.

El 14 de diciembre de 1948, Salvador Castaneda Castro fue derrocado por un golpe de Estado promovido por sectores renovadores del Ejército que llevó al poder al llamado Consejo de Gobierno Revolucionario. En 1950 se redactó una nueva Constitución de carácter social-progresista y se creó un nuevo partido oficial, el Partido Revolucionario de Unificación Democrática (PRUD) que se proponía imitar muchos aspectos del PRI mexicano.  Entre 1945 y 1948, el breve gobierno de Castaneda Castro, continuó muchas de las políticas del gobierno dictatorial de Martínez.

Los gobiernos de  los coroneles  Oscar Osorio y   José María Lemus ( años 50s y 60s) pudieron llevar a cabo sus planes sociales y obras de infraestructura gracias a un período de bonanza en los precios del café y a la introducción de un nuevo cultivo bastante rentable: el algodón. Cuando al final de la década de 1950 el precio del café decayó, el gobierno de Lemus entró en crisis y fue derrocado el 26 de octubre de 1960.

Luego del derrocamiento de Lemus, hubo dos breves gobiernos provisionales: la Junta de Gobierno (octubre de 1960-enero de 1961), controlada por oficiales militares próximos a Óscar Osorio, al que se incorporaron civiles progresistas. La Junta fue derrocada y sustituida por el Directorio Cívico Militar (enero de 1961-enero de 1962), formado por oficiales y civiles conservadores, también nació, el partido de Conciliación Nacional PCN, desapareciendo el partido  Revolucionario de Unificación  Democrática PRUD.
En este contexto, Estados Unidos enfocó su política a la neutralización de los posibles focos de comunismo. Así fue como Estados Unidos envió a un grupo de asesores técnicos del Instituto Americano del Desarrollo del Sindicalismo Libre, IADSL, para crear dos organizaciones populares que, según sus cálculos, se "encargarían" de hacer su trabajo: la Unión Comunal Salvadoreña, UCS, y la Asociación Nacional de Indígenas Salvadoreños, ANIS. También Estados Unidos inició la  “operación Cóndor” que impuso las dictaduras militares en América Latina.  

La famosa “tandona” parte  de los militares represivos, ha sido responsable de varias masacres durante la guerra y del asesinato  de 6 sacerdotes jesuitas y la justicia salvadoreña no ha permitido que sean juzgados cerca de 20 militares salvadoreños y uno de ellos, el Coronel Inocente Montano que   fue condenado a 21 meses de cárcel en Estados Unidos  y luego  será extraditado a España  acusado  de crímenes de guerra y España iniciará  el proceso de extradición de otros militares en El Salvador.

La lucha del pueblo desde  1932, será asegurada en el año 2014, con la presencia del FMLN  y uno de sus comandantes  Leonel González- Salvador Sánchez  Cerén.
¿Quién dijo miedo a las dictaduras militares?
Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado 

0 comentarios:

Publicar un comentario