Diputado 85'

Opinión

Cuando la empresa privada estornuda al presidente Funes le da gripe

Leave a Comment
A mediados de  1970 el  padre jesuita  Ignacio  Ellacuria escribió un artículo en una revista    de la UCA   y lo tituló “ a sus ordenes mi capital”, motivados por la actitud  del presidente de ese entonces, el dictador  Coronel Arturo  Armando Molina  quien había prometido  impulsar la reforma agraria advirtiendo con “decisión, definición  y firmeza” que no daría un paso atrás  y debido a la  amenaza  de la oligarquía empresarial  y del  alto mando militar, por  temor  a un golpe militar corrió hacia atrás  y no cumplió con el cambio.
Ante esta situación el  padre Ellacurìa  le escribió el articulo “a sus ordenes mi capital”  ante la molestia de la Fuerza Armada  y la  oligarquía   que años después  en 1989, le cobró  al padre  Jesuita  la “falta de respeto” que había tenido  con la fuerza armada y  con la oligarquía, siendo asesinado  junto a 5 sacerdotes más  y 2 mujeres que trabajaban en la  Universidad católica.
Este  artículo se lo dediqué el año pasado al presidente  Mauricio Funes  ante su decisión  de ceder  a  las exigencias  de la empresa privada actual. Esta   Asociación  Nacional de la Empresa Privada ANEP  desde  la llegada del presidente Funes  ha estado oponiéndose  y ordenándole  sutilmente  al gobierno, que no aumente  los impuestos, ni mucho menos  que evite que los empresarios  sigan  eludiendo  y  evadiendo  los impuestos   que  “legalmente” les otorgó el gobierno de ARENA en los últimos 20 años.
 La ANEP  que se fundó  en 1966  para apoyar  al  gobierno  militar dirigido  por el General Fidel Sánchez  Hernández del PCN, ha tenido una larga  carrera  como manipuladora  de los destinos del  pueblo salvadoreño  a costa de la represión, del desempleo, de salarios bajos  y de comprar la voluntad  de oficiales militares  y de políticos corruptos  que hicieron de la asamblea legislativa  un festín en la aprobación  y aplicación  de decretos y leyes   que  en los últimos 45 años  manipularon  las elecciones  con  fraudes electorales.
Esas leyes aprobadas en la  Asamblea Legislativa  cuando el PCN era mayoría  y años después junto al partido  ARENA  y  otros partidos de  derecha, han seguido manipulando las leyes  que han favorecido a estos empresarios  en la elusión, la evasión  y en no pago de la renta y del impuesto del Valor al Valor Agregado (IVA) que en los últimos 20 años fue apoyado por ARENA.
El consejo Económico y Social CES   que fue aprobado por el  gobierno del presidente  Funes , tiene  unos 60 miembros con sus respectivos suplentes  y está integrado  por sindicatos, por organizaciones sociales, universidades, pequeños  y medianos empresarios y la Asociación Nacional de la Empresa Privada ANEP, que creyéndose la dueña del país  y acostumbrado a ordenar a sus diputados  de  ARENA y del PCN, ahora quiere hacer lo mismo y eso no se va  a poder y ojalá que el presidente Funes no termine obedeciendo  los mandatos de esta oligarquía criolla que actualmente tiene unos dirigentes que ponen en duda, la seriedad  de todos los empresarios salvadoreños  que trabajan  apegados a la  Ley, respetando  a los consumidores.
El presidente  de ANEP  ante sus desplantes ofensivos en contra del gobierno afirmó,  que el famoso “pacto Fiscal” que prometió el presidente Funes es un paquetazo  de impuestos y está disfrazado  como reforma tributaria  y en una conferencia de prensa, con  actitud prepotente y  burlesca  dijo “que en esa fiesta no participó  ANEP  y los platos rotos deben pagarlos   los que estuvieron en la fiesta, 1.  el gobierno  y 2. La Asamblea Legislativa”. En otra parte al atacar al presidente Funes manifestó  que algunos sindicatos miembros del CES, conocen de la decisión del gobierno de incrementar  el  IVA  y subir  otra clase de impuestos, ante la exigencia  de los préstamos que el gobierno hace al Fondo Monetario, al Banco Mundial y al BID y que este gobierno  en el año que tiene ha subido  al 52%  el PIB y la deuda  externa.
Según estudios del Ministerio de Hacienda la empresa privada sólo por eluciones, leyes aprobadas por los Gobiernos de ARENA para legalizar el no pago de los impuestos sobre la renta y que las empresas se queden con la parte del IVA que paga el pueblo, dejaron de pagarle al Fisco más de 9,000 millones de dólares entre el año 2001-2009. Es importante resaltar que esto equivale a un subsidio fiscal que las grandes empresas principalmente, han recibido y siguen recibiendo del fisco. Mientras les quitan los subsidios de los bienes básicos a la población, como la energía eléctrica, el gas, el agua, etc.
Adicional a lo anterior, el estudio que hizo la AID - y que se conoció en el año 2005-,  en nuestro país, se concluía que la evasión del impuestos de la renta de las personas jurídicas o sea las empresas, superaba el 58% o sea que de cada 100 dólares que debían pagar de impuesto sobre la renta sólo pagan $42, se apropian, evaden $58. ;  en cuanto a la evasión (apropiación indebida del IVA por las empresas) se detectó era de 38.9% o sea que de cada $100 que pagan las personas por los bienes y servicios que compran, las grandes empresas retenedoras, roban%38.90, entregándole al fisco sólo $61.10.  La evasión o robo de los impuestos indirectos es peor, de cada $100 dólares que retienen las empresas, se quedan con $65, entregando al fisco sólo $35. Recordemos que la recaudación del IVA supera ya los 1,500 millones de dólares.
Los cálculos hechos en la fracción del FMLN, estiman que por evasión de renta y robo del IVA y de los impuestos específicos, el Estado deja de recibir alrededor de los 1,800 millones de dólares anuales, si a esto le sumas los 1,049 millones de dólares por elusión, el Estado está dejando de recibir 2,849 millones de dólares anuales por las causas mencionadas.
Escriba:  renehurtadoperiodista@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario