Diputado 85'

Opinión
Leave a Comment


Érase una vez: Un general se convirtió en civil


Escuché al "Increíble" presidente cuando narraba su decisión de violar los Acuerdos de Paz, al nombrar a un militar como Ministro de justicia y Seguridad Pública, el cual está plasmado en los Acuerdos de Paz, firmados entre el FMLN, el partido ARENA, el ejército salvadoreño, las Naciones Unidas y los países amigos del Secretario General: Acuerdos de Paz en su capítulo II en el Marco Jurídico General, dice textualmente:" 1) La policía Nacional Civil estará bajo la dirección de autoridades civiles(artículo 168,numeral 17 Constitución).Estas serán:El presidente de la República, el Ministro, el Viceministro, el Director General de la Policía, los subdirectores Generales, el Inspector General, los Jefes de Divisiones de cada servicio y los Jefes de Delegaciones Departamentales."
En el artículo 168 numeral 17 de la Constitución de la República dice:"17º.- Organizar, conducir y mantener la Policía Nacional Civil para el resguardo de la paz, la tranquilidad, el orden y la seguridad pública, tanto en el ámbito urbano como en el rural, con estricto apego al respeto a los Derechos Humanos y bajo la dirección de autoridades civiles; (2)".

En esta historia, nuestro "Peter Pan" del país "nunca Jamás", al escuchar su mensaje aclaratorio, convirtió al General Munguía Payés, simplemente, en David Munguía Payés y utilizando sus poderes, en todo su discurso no lo volvió a mencionar como general, con el argumento que es un militar retirado y el presidente Funes contó su historia, que el General Munguía Payés no fue ascendido a General por el desprecio y la prepotencia de los presidentes de ARENA, Calderón Sol, Paco Flores y Tony Saca y agregó, que el Señor Munguía Payés lo acompañó en la campaña política como miembro del grupo los "Amigos de Mauricio" y premió esa lealtad, ascendiéndolo a General, nombrándolo como Ministro de Defensa y ahora, de manera mágica y maravillosa, lo convirtió en un civil que ocupará el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Don Mauricio Insistió en que no viola los Acuerdos de Paz, ni la Constitución de la República y recalcó, que tampoco, en la renuncia de Melgar hubo presión de los Estados Unidos y muchos menos que el Presidente Obama lo haya obligado a nombrar a Munguía Payés por recomendaciones del partido ARENA, la extrema derecha y de la empresa privada Para disimular las órdenes de la ANEP, el "maravilloso" Mauricio, manifestó que la PNC seguirá con un mando Civil y que el nuevo Ministro Munguía Payés seguirá los pasos del Ex ministro Manuel Melgar, a quien le agradeció su "Trabajo excelente" como diciéndole a la derecha, y a la empresa privada, no voy a cambiar las autoridades civiles de la PNC.

La Historia militar del General Munguía Payés la conozco como periodista y lo conozco a él, por varios entrevistas radiales que le hice y me cuenta, "que durante la ofensiva de 1989, me encontraba como jefe militar del cuartel de San Juan Opico y que la misma ofensiva del FMLN me preocupaba, porque los agarró desprevenidos y ya dentro de los combates 'me manifestó' su admiración a la guerrilla, ya que con esa ofensiva preocupó a los altos mandos de la Fuerza Armada y que por momentos, 'pensó', que el FMLN lograría romper la estabilidad del ejército".

El General Munguía Payés es un militar a quien -personalmente- respeto mucho, no pertenece a ningún sector represivo del ejército y entiendo, que no se ha manchado sus manos con las violaciones de los derechos humanos. Pero el problema, no es el General Munguía Payés, el problema es el abuso de poder que cada día va creciendo en el presidente Mauricio Funes, que sencillamente, ante las observaciones del pueblo y del partido que lo llevó al poder, toma decisiones que políticamente, ante la opinión pública lo ubica como un presidente prepotente, que le "vale un cachimbazo" que la gente que votó por él, lo critique y como todo artista, sólo cree en las encuestas que le regala la extrema derecha salvadoreña. Con esta acción Mauricio Funes abre la puerta para que se nombre ministro de gobernación a un militar; como presidente de la SIGET a otro militar para que controle las comunicaciones, como director de correos otro militar y por esa razón ¡¡¡ QUE VIVA LA MILITARIZACIÓN!!! Que siga el ejército en las calles.

Ante esta situación hay que esperar que reacción tendrá la dirigencia del FMLN, ya que muchos se dan cuenta que Mauricio Funes busca desvalorizar al FMLN con instrucciones de Estados Unidos y la derecha salvadoreña, para que en las próximas elecciones de diputados y las presidenciales, el Frente tenga malos precedentes para que no tome el poder con un candidato que realmente piense como el FMLN y que haga los cambios que a través de los años de guerra y de lucha ha prometido. Desde hace dos años el FMLN está siendo muy cuestionado por las ofensas, y  malcriadeces que Funes hace a la dirigencia y el Partido, pero sobre todo, por el rumbo que decidió tomar como gobernante, ya que el famoso "Cambio" no existe.

La mayoría de sectores se opusieron a que el presidente Funes nombrara un ministro militar, y sin embargo Funes lo ignoró y prevaleció el estilo más amargo y prepotente que he conocido desde la época de los presidentes militares de la dictadura que nos dejaron un sabor amargo de los militares que persiguieron, reprimieron y asesinaron al pueblo que se  levantó en armas.

¿Quién dijo miedo salvadoreños?

Escribe a:
renehurtadoperiodista@gmail.com
http://www.facebook.com/Periodistarenehurtado 

0 comentarios:

Publicar un comentario