¿Cómo se inició la ofensiva final del FMLN? Segunda parte.


¿Cómo se inició la ofensiva final del FMLN? Segunda parte. 


El Sábado 11 de Noviembre de 1989,  hace 29 años, ante la situación  de guerra que vivíamos los salvadoreños, como periodista, que trabajaba como Director de Prensa de YSKL y Fotoperiodista de Diario El Mundo, estaba pendiente  y preparada para una posible ofensiva del FMLN; y a eso, de las 8: 00 de la noche se inician los ataques de la guerrilla , contra  la escuela de policía; la Escuela Militar; la  Policía de Zacamil, de Cuscatancingo;   Soyapango y en otros 12 Departamentos del País 

   El sábado 11 de noviembre – en horas de la mañana - la guerrilla ataca el Cuartel de la Guardia Nacional, y ante esta clase de ataques, algunos militares no dejaron de sonreír – en tono burla- pero faltando 10 minutos para las 8 de la noche de ese mismo día, la guerrilla inicia ataques simultáneos contra escuela de policía CETIPOL, da Santa Tecla; en la escuela Militar, en Merliot; Colonia Zacamil; San Ramón; Ayutuxtepeque; Mejicanos; Cuscatancingo; Soyapango; Ilopango; en la Fuerza Área y ataca posiciones militares en los 12 Departamentos restantes de todo el país y en San Salvador a cada minuto explotaban las bombas y los tiroteos no cesaron a partir de esa noche. 




En una de mis entrevistas con el ex-comandante guerrillero, Raúl Hércules - Fidel Recinos- le pregunté: ¿Fue sorprendida la fuerza armada y que pasó con la inteligencia del ejército? “Cuando ingresamos y tomamos Soyapango, lo hice con 1500 guerrilleros, desde la zona de Cabañas, Cuscatlán; la gente que teníamos en San Salvador, también de la zona Occidental e igualmente de La Libertad, Santa Tecla, que ocuparon la Colonia Santa Marta en San Salvador y al final todos nos concentramos en Soyapango pasando por el Bulevar del Ejército”. 


“La decisión política de esta ofensiva se tomó en 1985 y de esa fecha al 1989 fueron 4 años de preparación y le llamamos a la Ofensiva militar ‘hasta el tope‘, para tener una correlación favorable, porque existía una inercia y teníamos que crear un hecho político militar que nos pusiera en ventaja o desventaja y lo hicimos con 2 parámetros bien claros: Uno, tomar todo el poder y dos, para tener una correlación favorable para una solución política negociada”. 

“Para esta ofensiva, tuvimos que prepararnos para comprar misiles tierra-aire, pero no encontramos los que queríamos: Sam 7 y Sam 14, preparamos el armamento, especialmente a levantar los planes logísticos de los ataques. Yo partí de una tesis que la ofensiva militar no estuvo bien diseñada en sus aspectos táctico, pero política y estratégicamente era correcta, porque era una ofensiva muy dispersa y en base a esa situación, puedo decir que la Comandancia General no aceptaba recomendaciones, ni escuchaba a nadie y tuvo una actitud de ‘aplanadora’ y tuvo el error de entrometerse en la conducción táctica de la ofensiva y muchas de las fallas que tuvimos en términos militares , fue porque la Comandancia estaba metida hasta en la parte táctica y no alcanzaban a dirigir las cosas y eso nos correspondía a los jefes de las unidades guerrilleras que estábamos en el terreno” . 


"La ofensiva que hicimos fue un ‘ahorro’ de costo social, es un poco macabro lo que digo, pero fue un ahorro de un sangramiento por la inercia que había en el país – ¨suponete¨ – que hubieran habido 1.000 muertos del FMLN, si esa ofensiva no se hubiera hecho, hubieran habido por los menos 5 mil muertos más”.


El Batallón de Paracaidistas de la Fuerza Aérea fue la encargada de lanzar sobre la población de Soyapango bombas de 500 libras y un ‘baboso’, con el indicativo de ‘ 3-7 ‘, este ‘baboso’, era rudo - si en una casa entraba un guerrillero y si habían 50 personas civiles, él, por matar al guerrillero, destruía la casa y mataba a todos los civiles y si veía un guerrillero entre 10 soldados, él mataba a los soldados para matar al guerrillero - y creo que esa sección de la Fuerza Aérea , que bombardeaba a la población civil, evitó que el sistema no se cayera en ese momento, ya que el resto de las batallones estaban desmoralizados y a los 10 días, nos retiramos de Soyapango por una decisión política” .


 Con relación a la movilización rápida de los combatientes de ese sábado 11 de noviembre a las 8 de la noche, el Comandante Raúl Hércules de la FARN dice: “ese día sábado, los compañeros hicieron una serie de actividades para pasar desapercibidos y realizaron fiestas, casamientos; cumpleaños, partidos de fútbol, se hicieron ‘entierros’ y en los ataúdes llevábamos las armas y todos los dolientes eran las mismos guerrilleros; tenían armas enterradas en las canchas de fútbol; en muchas casas de Soyapango se tenían los uniformes militares y alimentos para varios días y al inicio de la ofensiva, todos se concentran en las terminales de buses y las tropas bajo mi mando estacionadas en Guazapa, hicimos un acercamiento a Soyapango el 10 de noviembre, otras unidades con sus jefaturas, ingresaron en horas de la noche del día sábado 11 por Bosque del Río, los Conacastes, la Coruña; luego ingresamos al Reparto Guadalupe y de esta manera, nos ‘atrincheramos’ en Soyapango y logramos sacar de los cuarteles a la Fuerza Aérea y los Batallones de Reacción y los hicimos llegar a nuestro terreno”.


 Desfile de modas en cuartel San Carlos

 En esta ofensiva del 11 de noviembre de 1989 , los militares también cuentan su historia y el Comandante del cuartel San Carlos en esa época – el Coronel Helena Fuentes - que se caracterizaba por colocarse una cintillo alrededor de la cabeza – al estilo Rambo y utilizaba lentes oscuros - no acepta que la guerrilla del FMLN sorprendió al ejército con la ofensiva del 11 de noviembre y nos cuenta su propia versión: “mire, la situación no es que se alargó, sino que nosotros teníamos el problema, que los guerrilleros habían entrado a las casas de la población civil y no estaban en las calles y para un combate urbano es muy distinto, es más tardado que un combate en campo abierto y hay que tener mucho tacto de no matar gente inocente y ellos se escudaban en la población civil y fue una situación muy grave y poco nos extendimos para deshacer el nudo que estaba en la Universidad Nacional y como no era un objetivo militar, me tardé 2 días para obtener la orden del presidente Alfredo Cristiani – Comandante General de la Fuerza Armada - para poder entrar a la Universidad Nacional , ya que era una orden política y no militar”. 


Coronel, ¿Qué pasó con el ejército en la Colonia Zacamil? ¿Por qué los guerrilleros ocuparon fácilmente la zona, capturando policías y destruyendo el cuartel de la Colonia Zacamil? “Lo que pasó fue que los agentes que estaban allí no aguantaron la presión de la guerrilla a tal grado que se vistieron de civil y andaban combatiendo de civil y se confundieron, porque creyeron que todo estaba terminado y eso los abatió y todos se retiraron y se fueron para la Policía de Cuscatancingo. Aquí en San Salvador, cerca del cuartel San Carlos capturamos varios campesinos guerrilleros, que no conocían bien la zona en horas tempranas del día 11 de noviembre, porque preguntaban por algunos lugares y los identificamos porque solamente llevaban un ‘matata’ colgada al hombro, con miel y dulce de ‘totoposte’ y algunos tiros que les podían ayudar a sobrevivir varios días”. 



Foto: Campamento guerrillero. Comandante Leonel González, ante periodistas Carlos Mario Márquez y René Hurtado, antes de la Ofensiva. 


 Próxima semana, III parte, conozca ¿Cómo respondieron los militares a  los  guerrilleros?                    
Share:
spacer

No hay comentarios:

Publicar un comentario